COMPARTIR

184 total views, 1 views today

El escándalo corrió como reguero de pólvora, saltó a la luz pública como una reedición de los llamados “Pemexgate” y los “Amigos de Fox”, ahora se empieza a conocer como el “Morenagate”.

Como una desafortunada coincidencia, recientemente el consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), entre 2003 y 2007, Luis Carlos Ugalde Ramírez, aseguró que polémicas como la discusión sobre actos anticipados de precampaña y el incumplimiento de ciertas normas electorales llegan a ser secundarias, superficiales o inclusive triviales frente a la verdadera amenaza que representan la corrupción y el financiamiento ilegal de las campañas políticas.

En el marco del Seminario Internacional Política y Dinero: Democracia vs Corrupción, organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), en el que expertos de distintas disciplinas coincidieron en que el financiamiento ilegal de las campañas electorales, es la principal amenaza de los procesos electorales Luis Carlos Ugalde puntualizó que “los partidos, los candidatos y los políticos están recurriendo cada vez más al fondeo ilegal de campañas”.

No paso mucho tiempo para que se repitiera la historia. Con diez votos a favor y uno e contra el Consejo General del INE sancionó al partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) por cometer con dolo un fraude a la ley y le impuso una multa por 197 millones de pesos por la operación ilícita del Fideicomiso “Por los Demás”, creado para otorgar apoyos a damnificados por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, en el que ingresaron 44 millones de pesos en efectivo, ambas conductas, al margen de la ley, advirtieron los consejeros electorales.

En el dictamen de la Comisión de Fiscalización, el consejero Ciro Murayama Rendón, explicó que se sanciona a MORENA por la constitución de un fideicomiso para hacerse de recursos como un mecanismo de financiamiento alterno a las reglas establecidas respecto al financiamiento privado en la ley.

Murayama Rendón recordó que un día después de los sismos del 19 de septiembre, Andrés Manuel López Obrador, ahora virtual presidente electo, por medio de un video publicado en redes sociales, anunció que MORENA apoyaría a los damnificados y para ello llevaría a cabo la creación de un fideicomiso, destinaría el 50 por ciento de su presupuesto de campaña e instruiría a los funcionarios públicos y legisladores de su partido para que donaran la mitad de su salario para este fin.

El consejero Murayama sostuvo que “no se trata de una conducta irregular aislada, sino de toda una trama de financiamiento paralela y explicó el modus operandi: “se constituye una figura permitida, un fideicomiso, pero se incumple la obligación de informar a la autoridad; el fin de este fideicomiso, dar dinero a la población, es ilegal para un partido, después, se nutre de recursos en su mayoría de procedencia prohibida, como los de origen desconocido y los de empresas, luego se saca el dinero en efectivo sin dejar huella, lo que es contrario al manejo lícito de las finanzas partidistas”.

Estamos ante una conducta que tiene nombre: fraude a la ley, y el fraude siempre implica dolo”, agregó”

El dictamen considera que, por las pruebas y métodos para mover los recursos implicados, las autoridades electorales se enfrentan a algo similar al Pemexgate: “No sabemos en qué se usó el dinero, ni por quién”, indicó.

A la distancia, desde su retiro a “La Chingada”, su rancho en Palenque, Chiapas, Andrés Manuel López Obrador, recibió la noticia de botepronto y fiel a su estilo volvió a dar gusto a sus detractores. Aseguró que la multa impuesta por el INE a Morena por 197 millones de pesos es una vil venganza.

No existe, manifestó, ningún acto inmoral con el fideicomiso “Por los demás” a damnificados por el sismo y adelantó que MORENA acudirá ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para impugnar la resolución del INE.

En este contexto, el representante de MORENA ante el INE, Horacio Duarte Olivares, asegura que ganará el pleito legal al INE en torno al manejo de dinero del fideicomiso.

“Sostenemos jurídicamente que ganaremos ante el Tribunal, porque el INE no puede demostrar que el fideicomiso pertenece a Morena”. El dictamen que aprobó es ilegal, porque se trata de un fideicomiso privado, y aun así están suponiendo que es de Morena”, aseveró Duarte Olivares.

Para los dirigentes morenos se quiere generar una mala percepción equivocada de que el dinero no llegó a los damnificados, así que, una y otra vez, rechazan vehementemente que haya un desvío de recursos en este caso.

Por lo pronto, el encontronazo INE versus MORENA, empieza a provocar suspicacias a favor y en contra de ambos bandos.

Así las cosas y más allá de los frentes de guerra, será interesante constatar, cuando López Obrador sea el titular de Poder Ejecutivo, si realmente va a terminar con los 374 fideicomisos en los que José Antonio Meade y Luis Videgaray acumularon 835 mil 477.8 millones de pesos.

Y es que, en la presentación de sus 50 medidas para la austeridad y el combate a la corrupción de López Obrador, en el punto 18 refiere que: “Serán cancelados los Fideicomisos y cualquier instrumento para ocultar fondos.”

Se trata de fideicomisos a cargo de la Secretaria de Hacienda y ahí no encuadra el creado por López Obrador para apoyar a los damnificados de los sismos, lo que ahora aparece, según el dictamen presentado en el Consejo General del INE, es que no se sabe dónde fue a parar el dinero que se captó en el fideicomiso “Por los demás”.

Según el dictamen del INE no se sabe si el dinero del fideicomiso “Por los demás” llegó a los damnificados, por lo que los consejeros electorales presumen que fue empleado para financiar la campaña del candidato de MORENA.

La interrogante en esta nueva trama de supuesta corrupción, es quien está equivocado o miente porque los mexicanos saben bien que, como dice el refrán: el que miente una vez puede mentir dos veces y la mentira se hace costumbre.

Después de destaparse esta presunta trampa, cabe preguntarse si los millones de electores que votaron por López Obrador deben seguir manteniendo su esperanza en MORENA o de plano seguir con la costumbre de encomendarse a la que vive en el Cerro del Tepeyac.