COMPARTIR

179 total views, 1 views today

A partir de la Declaración de DOHA, en 2001, la educación se convirtió en una parte primordial de los esfuerzos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para prevenir el crimen, la violencia y la corrupción.

Entonces, se creó la iniciativa “Educación para la Justicia (E4J)” con el fin de crear y diseminar material didáctico para promover una cultura que apoye el Estado de derecho, la prevención del delito y la justicia penal.

La ciudad de Doha es la capital de Qatar, país situado en una pequeña península en el golfo Pérsico. Su población estimada es de 1 903 447 habitantes y las principales actividades económicas son la industria del gas y el petróleo.

Cerca de Doha se encuentra la Ciudad de la Educación, una zona dedicada a la investigación y la educación. En 2001 fue la sede de la primera reunión a nivel ministerial de la Ronda de Doha, esto es, las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio con el propósito de liberalizar el comercio mundial.

En el año 2022, será sede de la Copa del Mundo de Fútbol en Qatar. El Estadio Nacional de Lusail, el más grande de todos, será la sede de entre otros encuentros, del partido inaugural y la final.

Doha fue fundada en 1825, con el nombre de Al-Bida. El nombre de Doha proviene de la palabra árabe, Ad-Dawhah que significa: «El Gran Árbol». La referencia es a un árbol prominente que debe haber crecido en el lugar donde surgió el pueblo de pescadores original, en la costa oriental de la península de Qatar.

Hasta aquí los breves datos para ubicar cultural, social, económica, política y geográficamente la ciudad de Doha y el entorno en el que se suscribió la Declaración de Doha, en el año 2001.

Esto porque en México, la educación, la violencia hacia niños y niñas, es un factor determinante de la deserción escolar e incluso, una causa importante de muertes infantiles.

En nuestro país, miles de niños, niñas y adolescentes crecen en un contexto de violencia cotidiana, según un estudio de la ONU sobre “La Violencia contra los Niños” y el Informe Nacional sobre Violencia y Salud presentados en la Ciudad de México, en 2014.

De acuerdo con estos informes, dos niños con menos de 14 años de edad, mueren cada día por esta causa.

Frente a estas alarmantes estadísticas, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en México lanzó el pasado 9 de marzo un juego digital denominado “Chuka: rompe el silencio” que, además de divertir, tiene como objetivo prevenir y combatir la violencia de género en niños y niñas de educación básica de 7 a 12 años, es decir, entre tercero a sexto año de primaria.

En ese contexto, la Muestra Internacional de Cine con Perspectiva de Género (MICGénero), se sumó a los esfuerzos para ayudar a la difusión del videojuego “Chuka”: Rompe el Silencio, proyecto cultural que busca difundir y acercar los estudios de género y Derechos Humanos al público mexicano.

Ante funcionarios y especialistas en tecnología y educación reunidos en el Centro de Cultura Digital de la Ciudad de México, en el acto de lanzamiento de “Chuka”, la UNODC, explicó que este videojuego ayuda a desarrollar habilidades para combatir la violencia, psicológica, física y sexual.

Con “Chuka”, niños y niñas, así como adolescentes, pueden aprender a expresar su opinión de manera firme y tomar acciones que los ayuden a vencer las diversas formas de violencia de género, comentó el organismo y, agregó que las características que tiene este juego de vídeo son garantía de éxito.

Está diseñado para combatir la violencia de género, fue creado por un equipo de mujeres, producido y respaldado por la ONU, y fue lanzado en un momento perfecto para alzar la voz contra este fenómeno.
El juego “Chuka” ha sido diseñado y producido por una reconocida firma liderada por mujeres especializadas en juegos educativos para niños. Con “Chuka” se pretende que los niños de entre 7 y 12 años aprendan a reconocer varios tipos de agresiones y a tratarlos de una manera correcta, ya sea solos o con la ayuda de adultos de su confianza.

Las imágenes del videojuego se inspiran en los dibujos hechos por niños que encarnan los monstruos de la violencia de género, además de que tiene aportaciones de psicólogos y educadores y se crearon emoticones para que los jugadores se comuniquen con los agresores.

“Chuka” se puede jugar en el navegador de un ordenador y como juego para teléfonos móviles con sistema Android, y también está disponible para iTunes.