COMPARTIR

56 total views, 1 views today

* EL COMPROMISO ES RECOBRAR SU PRESTIGIO COMO UN MUNICIPIO PRODUCTIVO Y PACÍFICO

* LA COMISIÓN GLOBAL SOBRE POLÍTICAS DE DROGAS REITERA QUE HAY QUE REGULAR Y LEGALIZAR SU PRODUCCIÓN VENTA Y CONSUMO; EL EXPRESIDENTE ERNESTO ZEDILLO SE SUMA A LA PROPUESTA

Antonio Jaimes Herrera, de 58 años, médico de profesión, egresado de la Universidad Autónoma del Estado de México, encabeza desde el pasado domingo la presidencia de Iguala, Guerrero.

Esta ciudad, en los últimos 10 años, ha vivido graves situaciones en materia de subdesarrollo e seguridad, que incluso la catapultó negativamente a escenarios de la nota roja internacional, luego del asesinato de 6 personas y la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que fueron aprehendidos por policías de la zona e integrantes de la delincuencia organizada, la noche del 26 de septiembre de 2014.

A pesar de que estos hechos fueron responsabilidad del entonces presidente municipal en funciones, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa -detenidos el 5 de noviembre de 2014 en la Ciudad de México-, la herida aún permanece abierta.

“Nuestra ciudad, después de estos trágicos hechos quedó marcada a nivel mundial proyectándonos con una imagen negativa que no nos pertenece, no propiciamos ni deberíamos tener; se ahuyentó a los visitantes y esto paralizó la economía de la ciudad”, dijo y agregó:

“Tenemos que activar y poner de pie a nuestro pueblo, y volver a recobrar el prestigio de que somos un municipio pacífico y trabajador. Ahora que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador asuma el mandato presidencial, le solicitaremos su apoyo para esta histórica ciudad que está herida por el trágico acontecimiento de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, para lo cual, exigimos justicia, porque así lo demanda toda la nación y para que nunca más vuelva a suceder un acontecimiento tan doloroso que nos sigue lastimando a todos los guerrerenses, a nuestro país y al concierto internacional”.

Durante el trienio 2005-2008 -postulado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD)-, el político guerrerense había ocupado la presidencia municipal y fue notorio que durante su administración, Iguala registró el mayor número de obras de beneficio social e infraestructura vial en toda su historia, hecho que le valió el reconocimiento de toda su comunidad.

Especializado en situaciones de riesgo relacionadas con desastres naturales y capacitación en Alemania, Suiza, Estados Unidos -y estrechos vínculos con la Cruz Roja-, entre 2002 y 2005-, Antonio Jaimes se desempeñó también como funcionario del Ayuntamiento de Iguala y posteriormente ocupó el cargo de secretario de Salud del gobierno de Guerrero.

DISCIPLINA ADMINISTRATIVA Y FINANCIERA PARA SOLVENTAR LAS GRAVES DEFICIENCIAS DE LA ANTERIOR ADMINISTRACIÓN PRIISTA

Esta vez, por segunda ocasión –y ante más de 2 mil personas que se dieron cita en la Unidad Deportiva de la localidad-, rindió protesta como titular de la administración 2018-2021 postulado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y anunció que echará mano de toda su experiencia y empleará la misma fórmula exitosa de trabajo y disciplina administrativa y financiera, para solventar las graves deficiencias heredadas por la anterior administración priista, que dejó prácticamente en bancarrota las finanzas municipales y adeudos que rebasan los 50 millones de pesos.

En su intervención reiteró que la mayoría de los ciudadanos votaron por la alternancia “porque reclaman un cambio, necesitan transparencia y combate a la corrupción y necesitan resultados efectivos “.

Dijo que la valiosa experiencia de haber sido ya presidente lo obliga a ejercer esta tarea con mayor sabiduría y señaló que entregaría resultados efectivos con cuentas claras.

Se refirió también al proceso de entrega-recepción, el cual se realizó “con cordialidad y respeto al Estado de Derecho y al gobierno saliente”.

Sin embargo advirtió que es su deber hablarle a la comunidad de frente y con la verdad, ante lo cual señaló que “lo ideal hubiera sido iniciar la presente administración municipal con finanzas sanas, libres de deudas y de compromisos económicos no adquiridos por el naciente gobierno que; sin embargo, tenemos la determinación de hacer un trabajo digno y de resultados tangibles, que dependerá en mucho del orden administrativo y financiero con el que empecemos a trabajar”.

Reconoció que “vivimos momentos complejos y difíciles que exigen la participación y comprensión de todos, no sólo los que votaron por mí, porque Iguala requiere de la colaboración de sus ciudadanos, para avanzar en la solución de sus grandes problemas sociales.

Al par de comentar que realizó una intensa campaña para escuchar las demandas de la población -que serán el contenido de su Plan de Gobierno Municipal-, enfatizó que “atrás quedaron las campañas políticas. El pueblo hizo escuchar y ha elegido a sus nuevas autoridades; hoy somos gobierno sin distinguir banderas.

Dijo que la pluralidad será su prioridad y que “los motores de su administración serán los colores de la esperanza y el anhelo de construir juntos, pueblo y gobierno, el progreso de la tierra que hoy honrosamente represento”.

Jaimes Herrera es un hombre mesurado y ha dicho que lo sustancial “es aportar nuestro esfuerzo para tratar de cambiar un sistema que está de cabeza”.

Recordó que “hoy, diez años después, nuevamente nos toca recibir un municipio endeudado, que revisaremos de acuerdo a la ley, y en un lapso de 30 días notificaremos a las autoridades correspondientes, los conceptos y el tamaño de la deuda; para que se ejerzan las acciones legales correspondientes, por si fuera el caso.

Advirtió que “ante ésta difícil situación que nos heredan, será necesario el auxilio del gobierno del estado, el cual solicitaremos con el apoyo y solidaridad de nuestros diputados para sacar adelante al municipio.

“Estamos seguros que contaremos con el apoyo del Presidente López Obrador y no espero menos del gobierno del estado; exigimos su apoyo y solidaridad para sanar la herida con la que se nos entrega este municipio”, señaló.

Antonio Jaimes aseguró que en sus primeros 100 días de gobierno -que concluirán el próximo 8 de enero del año próximo-, su administración desplegará un Programa de Acciones Inmediatas para dar respuestas tangibles y urgentes a la ciudadanía.

“Seguiremos las líneas de trabajo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en esta etapa de la cuarta transformación del país, con los principios de no robar, no mentir y no traicionar al pueblo”, reiteró.

GRANOS DE CAFÉ

El mundo vive una grave encrucijada que parece no tener solución. El debate sobre la aprobación o sanción a la producción, venta y consumo de drogas ilícitas se halla en un callejón sin salida. De un lado todas las instituciones de salud advierten la urgencia de contener el consumo, principalmente entre niños y jóvenes y, por el otro, los gobiernos parece que ya claudicaron en su compromiso por combatir las drogas.

Basta con analizar las declaraciones de los integrantes de la Comisión Global sobre Políticas de Drogas -en la que participan varios exmandatarios latinoamericanos cuyas naciones afrontan graves problemas por el narcotráfico, en especial las palabras del expresidente Ernesto Zedillo-, que están a favor de su regulación y no por su erradicación, lo que tácitamente implicaría abrirle la puerta al consumo y con ello a su libre producción y venta, es decir autorizar las redes de narcotráfico en toda la región.

Los postulados de Ernesto Zedillo, fueron en el sentido de reconocer que en su gobierno tomó decisiones equivocadas respecto a la política antidrogas, y que si hoy se autoriza su legalización, el problema dejará de ser motor de corrupción, violencia e inseguridad.

Sin embargo, habría que preguntarle al señor Zedillo si el expiar sus culpas públicamente le devolverá a la vida a los más de 250 mil mexicanos muertos y 37 mil desaparecidos que, según estadísticas, ha dejado la guerra contra los cárteles de la droga.

Francamente considero que regular el mercado de las drogas ilícitas no sería la mejor solución, porque posteriormente -por evidente ineptitud e incapacidad, y para continuar por esta vía fácil de “regularización”-, habría que legalizar también los secuestros.

Hoy el profesor de la universidad de Yale acusa a Estados Unidos de ejercer presiones diplomáticas para que México mantenga su política de combarte a las drogas y uno se pregunta, por qué, cuando tuvo el cargo más importante de la administración pública mexicana, calló ante esas coacciones y, peor -como todo lo indica-, las aceptó sin chistar…

…Agradezco en lo que cabe el diploma que por 40 años de actividad profesional me fue otorgado por parte de los directivos y compañeros periodistas del Club Primera Plana, durante su 26 entrega de reconocimientos a profesionales de la comunicación que han ejercido esta labor durante 25 y hasta 65 años en prensa escrita, radio, televisión e internet.

El evento fue presidido por José Luis Uribe Ortega, presidente del Club; Roberto Calleja Ortega, coordinador operativo de Comunicación Social de la Presidencia de la República; Raúl Gómez Espinosa, presidente del Instituto Mexicano de Ciencias y Humanidades; Teodoro Rentería Arróyave, presidente nacional de Licenciados en Periodismo; Alejandro Ramos, director de Notimex y Adrián Ojeda, presidente de la AMPRyT.

La ceremonia tuvo lugar en el auditorio de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, de la Ciudad de México… Envíe sus comentarios al correo gentesur@hotmail.com