COMPARTIR

29 total views, 1 views today

Las mujeres aún no compiten en condiciones de igualdad, por lo que la autoridad electoral busca evitar intentos de simulación, señaló la presidenta de la Comisión Temporal para el Fortalecimiento de la Igualdad de Género y No Discriminación del Instituto Nacional Electoral (INE), Dania Paola Ravel Cuevas.

Durante el Foro “Avances y Retos, a 10 años del financiamiento del liderazgo político de las mujeres en México”, organizado por el INE y el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), la Consejera mencionó que, de acuerdo al monitoreo de medios que realizó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), “la cobertura mediática que se dio a las candidatas a diputadas fue tan sólo del 21 por ciento; en el caso de las candidatas a senadoras fue del 22 por ciento y, por lo que hace a los recursos en campaña, el 67 por ciento fue devengado por los hombres y el 33 por ciento por las mujeres”.

En el foro, organizado con el objetivo de analizar el origen, implementación y fiscalización del gasto destinado al fortalecimiento del liderazgo político de las mujeres, Dania Ravel subrayó que México se encuentra entre los 12 países que destinan parte del financiamiento público a actividades específicas para la igualdad de género en los partidos políticos, y en 2012 se crearon los Programas Anuales de Trabajo (PAT), que obligan a las fuerzas políticas a concretar las acciones para el liderazgo político de las mujeres, con las descripciones de cada proyecto, actividades y cronograma, así como los beneficios e impacto de cada uno de ellos.

Sin embargo, puntualizó Ravel, los recursos no se destinaban al fin para lo que fueron etiquetados, por lo que, en septiembre de este año, el INE aprobó el Protocolo para la Implementación de Buenas Prácticas en el Ejercicio de los Recursos del Gasto Programado que define los criterios para que los partidos políticos destinen eficientemente el 3 por ciento de sus recursos a la capacitación, promoción y liderazgo político de las mujeres.

A través del Protocolo, agregó, la autoridad electoral toma decisiones tendentes a promover un gasto adecuado de recursos, pero también una revisión eficiente que nos permita frenar intentos de simulación.

“El Protocolo busca ser una herramienta fundamental para los partidos políticos, que les permita reconocer buenas prácticas en el empleo de estos recursos, así como ser una guía que los oriente para el gasto efectivo sobre las actividades a realizar”.

Durante la primera mesa denominada “Presupuesto para el liderazgo político de las mujeres, su origen y evolución”, moderada por el Consejero Electoral Benito Nacif Hernández, la investigadora de la UNAM, María Macarita Elizondo Gasperin, recordó que en un inició se partió de una ausencia total de regulación para arribar a esquemas y requisitos ya reglamentados y obligatorios para los partidos políticos que, sumados a las acciones afirmativas de las autoridades administrativas, han logrado avances como la paridad en el Congreso.

“Hay una deuda histórica que aún no se sana y debe ser compromiso permanente del Estado mexicano: garantizar derechos y libertades a las mujeres”, afirmó, al convocar a no bajar la guardia y mantener de forma permanente las acciones afirmativas tanto legales como administrativas.

Enseguida, la Consejera Claudia Zavala moderó el panel “Modelo de fiscalización del gasto programado para el liderazgo político de las mujeres”, y sostuvo que las malas prácticas son nocivas, por lo que convocó a trabajar por un modelo diferente para que la igualdad sea real y efectiva.

La Directora Ejecutiva de Paridad entre los Géneros del Organismo Público Local en el estado de Zacatecas, María Alicia Villaneda González; la Presidenta de la Fundación Bisbah “Dar lo mejor de sí”, Araceli García Rico, y la Directora de Política Nacional de la Igualdad en el Ámbito Político y Social de INMUJERES, Norma Angélica Ley Sánchez, coincidieron en que el uso de los recursos debe ser asertivo y transparente a fin de fortalecer, en materia de género, los Programas Anuales de Trabajo para el cumplimiento de la meta política de las mujeres y de la igualdad sustantiva.

Norma Angélica Ley resaltó la importancia de abrir espacios –como el Foro organizado por el INE- que permitan crear y perfeccionar mecanismos para impulsar la participación de las mujeres mexicanas en la toma de decisiones políticas y coincidió con María Alicia Villaneda en que las organizaciones sociales de mujeres deben trabajar en conjunto para lograr acceso a los recursos y a la construcción de programas.

Avanza el uso de recursos dedicados al liderazgo de las mujeres

En la tercer y última mesa “Avances, logros y retos de la aplicación del recurso para el liderazgo político de las mujeres”, la directora de Resoluciones y Normatividad de la Unidad Técnica de Fiscalización (UTF) del Instituto Nacional Electoral, Erika Estrada Ruiz, señaló que “este año se llegó a la cifra más alta, pues se superaron los 128 millones de pesos al liderazgo político de las mujeres y hay áreas en las que no hemos logrado avanzar para que el recurso sea ejercido por las mujeres y se destine para lograr avances”.

La defensora de derechos humanos y consultora, Angélica de la Peña, señaló tres retos: evitar que los partidos políticos desvíen estos recursos a otros objetivos; sortear la simulación del gasto, que se nota más en época electoral y la eficiencia del gasto.

En un análisis desde la sociedad civil y desde la autoridad electoral, la directora de Bitácoras, Liderazgo Social con Equidad, Mónica Zarate Martínez y la Coordinadora Operativa de la Unidad Técnica de Fiscalización del INE, Fan Jua Rivas Maldonado, coincidieron en reconocer que este recurso etiquetado a los partidos políticos ha permitido avances, pero aún hay retos sobre todo en cómo se ejerce el recurso y en hacer más sólida la fiscalización.

Las fuerzas políticas prefieren pagar multas que ejercer la totalidad de sus recursos en acciones que fomenten el liderazgo político de las mujeres; no hay homologación en lo que se entiende por liderazgo político y los indicadores; persiste la mala planeación; se usa en gasto corriente; se cancelan los eventos el día de su realización o días previos, sin dar aviso a la autoridad; y se requiere establecer objetivos específicos, medibles y realizables en el periodo.

La UTF del INE, agregó la Coordinadora Operativa, busca fortalecer la comunicación con los partidos para una retroalimentación; implementar una aplicación electrónica para la verificación de las actividades en dispositivos móviles y homologar criterios para la revisión de gasto programado.