COMPARTIR

76 total views, 3 views today

ESTIRA Y AFLOJA

El viernes pasado MILENIO detalló que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) solicitó a la Secretaría de Hacienda 120 millones de pesos para realizar 10 estudios claves y críticos en la construcción del Tren Maya, entre ellos el plan maestro. Le puedo informar que adicionalmente pidió 60 millones para establecer “polos de desarrollo” en las zonas por donde cruzará el ferrocarril.

Por esta última razón se mencionaron apoyos a este proyecto de inversión por 180 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos 2019 que se entregó a la Cámara de Diputados el sábado pasado. Se agregará como objetivo reducir la migración de las comunidades en los estados de Campeche, Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

Los 60 millones de pesos serán para realizar, entre otros, el estudio de disponibilidad de suelo para crecimiento urbano, de nuevas comunidades y de desarrollo turístico en localidades por donde pasará el Tren Maya, así como de nuevos centros turísticos, y el estudio de disponibilidad de agua, energía, infraestructuras, servicios como salud, educación y otros.

En el documento entregado a la SHCP se explica que a través de la creación de “polos de desarrollo” con nueva infraestructura, vías de comunicación, servicios de agua, drenaje, electricidad, salud, educación, equipamiento urbano, se permitirá “la integración de las comunidades con rezago social a la actividad económica a través de empleo, con ello se podrá disminuir la migración de la población, mejorar la calidad de vida y todo ello a través de la explotación de la actividad turística como fuente generadora de ingresos”.

Recuerda que la exclusión de la que son “objeto las comunidades de la zona, la falta de oportunidades para el desarrollo personal, induce a la migración en la región; de acuerdo con datos obtenidos de Conapo se tiene un índice de migración hacia Estados Unidos del 1 por ciento del total de la población de la región”.

La construcción del Tren Maya permitirá impulsar una cartera diversificada de proyectos turísticos de inversión sustentable con productos orientados a los nichos de mercado especializados, “aprovechando las riquezas naturales existentes y consolidando la demanda del mercado estadunidense de alto gasto, ampliando la afluencia de turismo europeo y asiático, así como generar nuevos productos y experiencias de la más alta calidad, que permitan atender a los segmentos más dinámicos del turismo mundial: naturaleza, cultura, aventura, convenciones y salud, que enriquezcan y diversifiquen la oferta turística nacional”.

Concretamente se pretende ubicar los polos de desarrollo en la periferia de las estaciones del tren o en comunidades factibles de impulsar que se identificarán con diversos estudios, entre ellos el cambio de vocación productiva en comunidades.

jesus.rangel@milenio.com