COMPARTIR

49 total views, 1 views today

Con la participación de 15 gobernadores, alcaldes y especialistas, los diputados federales iniciaron la serie de audiencias para determinar la conveniencia o no de reformar la Constitución y permitir que militares y marinos participen en la Guardia Nacional rumbo al periodo extraordinario del 16 de enero.

Al participar en la primera mesa, mandatarios coincidieron en señalar que sería irresponsable de todas las fuerzas políticas del país no hicieran nada para combatir el flagelo de la inseguridad y actuación del crimen organizado.

Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche y actual presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) dijo que la Guardia Nacional es bienvenida, pero esta no debe ser una reproducción de fuerzas armadas.

“Consideramos que la Guardia Nacional no debe ser una institución clonada de las fuerzas armadas ni conducir a una militarización del país, así como recalcar que estarán sujetas al fuero civil. Sólo así con ese carácter civil podrá darse una adecuada participación de los gobiernos estatales en los trabajos coordinados de seguridad pública con el Gobierno Federal”.

Moreno Cárdenas, precisó que, si se aprueba, la Guardia Nacional debe funcionar “bajo los más estrictos criterios de respeto a la soberanía estatal, privilegiando coordinación, trabajo conjunto y pleno respeto a los derechos humanos”.

El gobernador priista, entregó a nombre de la CONAGO un documento con observaciones al dictamen que se discutirá la próxima semana en el Congreso.

En el documento señala que los alcances de la Guardia Nacional deben ser tan amplios como la realidad social lo exige, pero circunscrito a los límites de la competencia federal. Y que los gobernadores jamás renuncian a la facultad constitucional de garantizar paz, armonía y tranquilidad a sus pueblos.

El gobernador de Campeche dijo que los mandatarios estatales respetan las atribuciones que se le puedan otorgar al presidente de la República en materia de la Guardia Nacional, “siempre y cuando no rebasen el ámbito de su competencia, el ámbito federal”.

Porque, abundó, la seguridad es un tema compartido entre la federación, estados y municipios “y como es normal ningún orden de gobierno está dispuesto a renunciar a su competencia, soberanía interior y autonomía”.

Antes de terminar su participación, expresó un reconocimiento, a nombre de los gobernadores, a las fuerzas armadas. Dijo que su nacionalismo y patriotismo están fuera de toda duda y mucho les agradecen lo que han hecho por el país.

Para concluir, señaló que en la reforma debe quedar claro que su labor y tareas deberán correr a cargo de la autoridad civil y recalcar que estarán sujetas al fuero civil.

A su vez, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, reconoció que su creación no resolverá el problema de la inseguridad, pero vale la pena encaminar esta iniciativa.

“Lo primero que quiero decirles es que leí la iniciativa, el nacimiento de la guardia nacional no va resolver el problema de la inseguridad, pero algo tenemos que hacer dejarlo como esta sería un acto irresponsable de todos los actores políticos de este país, pero también hay que revisar algunos detalles. La ley del uso de la fuerza y la ley general del registro de detenciones”.

Por su parte, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles pidió no irse con el espejismo de la guardia nacional va a resolver el problema de la inseguridad. Consideró importante darle certeza jurídica a la actuación de los militares, fortalecer las policías estatales y municipales.

Mario Delgado Carrillo, presidente de la JUCOPO recalcó que es responsabilidad de todos terminar la estrategia de guerra y comenzar la construcción de la paz en México.

Dijo que nuestro país requiere una institución con facultades y capacidades para enfrentar la crisis de inseguridad, por lo que no se puede perder tiempo en esta materia.

“Pero lo que no se vale es perder tiempo, porque el tiempo en esta materia no se cuenta en horas, minutos o segundos, se cuenta en extorsiones, en muertos, en desapariciones. Tenemos que ser responsables, y la responsabilidad, ahí nos involucra a todos. Qué respuesta le vamos a dar a la principal crisis de nuestro país”.

Pidió no tener un falso debate al respecto… Por cierto, en la segunda mesa, el mandatario de Chihuahua, Javier Corral solicitó no entregar en la desesperación el mando a las fuerzas armadas.