COMPARTIR

50 total views, 2 views today

Sobre la petición al Gobierno de México de los abogados de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera de regresarlo al país, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) advirtió que no abordará su caso, o algún otro, en los medios de comunicación.

Ello, en pleno respeto de los derechos humanos de Guzmán Loera, quien fue extraditado en enero de 2017 a Estados Unidos, señaló la cancillería en un comunicado.

Precisó que está en disposición de atender a los representantes de Guzmán Loera por medio de la oficialía de partes como lo hizo el 4 y 7 de enero pasados, “siempre que se observen las disposiciones de seguridad para ingresar a las instalaciones y se ciñan a los procedimientos establecidos para tal efecto”.

Subrayó que de conformidad con lo establecido en el Artículo 8 constitucional, la dependencia federal en breve emitirá la respuesta correspondiente a su escrito de petición presentado y le notificará la misma en el domicilio indicado para ello.

Recordó que Guzmán Lorea fue extraditado de conformidad con lo establecido por el tratado en la materia vigente entre México y Estados Unidos.

La SRE además reiteró “que el asunto de fondo ya fue analizado y resuelto por el Poder Judicial Federal, que determinó negar el amparo y protección de la justicia federal al quejoso”.

Disculpa a Lydia Cacho, un parteaguas en el país, destaca Ebrard

México, 10 Ene (Notimex).- El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, afirmó que el perdón público a la periodista y activista de derechos humanos, Lydia Cacho Ribeiro, es un parteaguas en el país y marca un cambio muy importante en la vida pública de México frente al mundo.

Entrevistado al término del evento de Reconocimiento Público de la Responsabilidad del Estado Mexicano y Disculpa Pública a la periodista y defensora de los derechos humanos, Lydia Cacho Ribeiro, que estuvo encabezado por Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, externó que antes el Estado mexicano no actuaba de esta manera.

Refirió que en sexenios anteriores se cometieron violaciones a los derechos humanos de líderes sociales, entre ellos la de la periodista Cacho Ribeiro, que representa la libertad de prensa en México.

Consideró que esta disculpa marca un cambio muy esencial en la vida pública de México, porque simple y llanamente el Estado no va a tolerar ninguna violación a los derechos humanos, es lo que quiere decir este mensaje.

Al señalar que está muy satisfecho de poder haber sido testigo de esa disculpa, el canciller resaltó que tal acto enmarca un cambio profundo y de ahí vendrán todas las investigaciones y recomendaciones.

FUENTE: NOTIMEX, LINEA POLITICA, 10-01-19.