COMPARTIR

132 total views, 2 views today

Antes que nada, quiero aclarar que estoy de acuerdo en erradicar la corrupción en nuestro país, así como la violencia, la impunidad y el autoritarismo. Debemos ser un país con Estado de Derecho, con instituciones fuertes, balance de poder y una ciudadanía fuerte para lograr el bien común.

El gobierno de AMLO inicia con un fuerte golpe al robo de combustibles que se le ha llamado (yo no se por qué) como “Huachicoleo”. Todo mundo lo aplaudimos, ya que es un robo descarado a la Nación, que otorga recursos ilegales a criminales y empresarios deshonestos.

Sin embargo, no entiendo la estrategia que el gobierno ha venido implementando para ello, que ha causado un problema de desabasto de gasolina con graves repercusiones económicas, cuando lo que se tiene que atacar es la causa del problema, que es la colusión del personal de PEMEX con los huachicoleros y expendedores de gasolina.

Ahora bien, me permito hacer una breve reseña del sistema de distribución de combustibles, para luego hacer algunas preguntas sobre la estrategia utilizada.

En México, tenemos dos fuentes para los combustibles, la primera, y más importante por su volumen, es las de importaciones que se dan de forma marítima (Golfo y Pacífico), y las terrestres, a través de la Frontera Norte. De ahí, el combustible parte, generalmente, en poliductos hacia las Terminales de Almacenamiento y Reparto (conocidas como “TARs”). Luego, desde las TARs se distribuye el combustible a las estaciones de servicio, conocidas como gasolineras o gasolinerías, para ser expendido a los consumidores.

Habiendo brevemente expresado este sistema, quiero describir cómo opera el huachicoleo. Este robo se da tanto en las TARs como pinchando los poliductos.

El huachicoleo se fue sofisticando hasta llegar al grado a convertirse verdaderamente en un sistema alterno de distribución de combustible que ha llegado a competir de frente con la distribución legal de combustible de PEMEX.

Apoyo la decisión valiente de AMLO de combatir frontalmente al huachicoleo, pero no entiendo muchas cosas de cómo se ha planteado este combate, mismas que expreso en forma de preguntas y cuestionamientos:

¿Por qué:

1. Para combatir el huachicoleo hay que cerrar el suministro de combustible en los poliductos? Si tenemos fugas de agua en una manguera, es más fácil localizarlas con el agua fluyendo que con el agua apagada.
2. Para parar el robo de combustible en las TARs era necesario dejar a las mismas sin combustible? Si se cierran las válvulas de los poliductos las TARs se quedan sin combustible que no se puede distribuir a las gasolineras y el consumidor se queda sin gasolina.
3. No es mejor tomar el control de PEMEX a través de las fuerzas de seguridad y trasladar las mismas a los puntos de ordeña resguardando los poliductos y perseguir a las cadenas de distribución?
4. Al tomar el control de las TARs, simplemente no se resuelve el problema del huachicoleo que se generó con carro-tanques terrestres de combustible, llamados pipas, sin necesidad de parar el suministro a las TARs? AMLO dice que eran miles de pipas utilizadas para transportar combustible no reportado a las gasolineras desde las TARs. Entonces, al ahora controlarlas, ¿por qué no se resuelve ese problema sin necesidad de cerrar los ductos que abastecen a las TARs?
5. Si al cerrar los ductos, ahora se traslada el combustible hacia las TARs, entonces se siguen abriendo los ductos para suministrar a las TARs, si lo que se quiere es evitar el huachicoleo al abrirlos? AMLO primero dijo que el robo en los poliductos era una cortina de humo y era mínimo, que el mayor robo era a través del sistema ilegal alterno de distribución a través de las TARs, pero ahora resulta que siempre no, que el mayor robo se daba en los poliductos, pero aún así se usan los mismos para abastecer a las TARs.
6. Si hay una larga fila de buques en el Golfo esperando descargar gasolina puesto que los tanques de almacenamiento en los puertos están llenos y no se descargan porque se quiere evitar el robo. Entonces, ¿por qué no se trasporta la gasolina a las TARs en pipas desde los puertos? Si no se hace eso porque es muy caro, ¿por qué entonces no se usan los ductos y cuidan los lugares donde haya fugas? Esto, como se ve, parece un círculo vicioso que se tiene que resolver.

Conclusión:

No entiendo la estrategia, tampoco se ha explicado ésta claramente. Esto da lugar a muchas especulaciones y conjeturas que debemos de evitar para la buena intención de resolver el problema. Si debemos de creer en la buena fe de gobierno para realmente combatir el huachicoleo, es necesario que el gobierno nos de explicaciones serias de la necesidad de afectar la distribución del combustible en el país.