COMPARTIR

87 total views, 1 views today

Si bien, las Consultas Públicas sobre Guardia Nacional, Reforma Educativa y al Artículo 19 Constitucional son parte del cambio democrático, éstas deben cuidarse para que no sean utilizas para cubrir una cuota y simular que se escucha a la sociedad, pero que al final se termine legislando de espaldas a ésta, así lo advirtió el coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, Juan Carlos Romero Hicks.

“La gran respuesta de la sociedad la recibimos los diputados de Acción Nacional y la aquilatamos en su justa dimensión porque nos aporta otros enfoques y nos obliga a reconocer que nadie es el dueño de la verdad, ni el ejecutivo, ni el legislativo; pensar lo contrario sería una soberbia que solamente caracteriza a los regímenes dictatoriales”, precisó.

El panista, afirmó que los ciudadanos no quieren cancelar ni la democracia y ni la pluralidad, por eso la Cámara de Diputados debe ser el espacio de representación, concertación y diálogo. Al mismo tiempo, los partidos políticos que aquí convergen tienen que actuar con sinceridad, sin dobles mensajes y hablar con verdad al especialista o al académico; decirle que su punto de vista no será considerado en la redacción final.

Romero Hicks, reconoció que “fue muy desconcertante para quienes atendieron el llamado para participar en la primera Audiencia Pública sobre la Guardia Civil que al final, la redacción de la iniciativa no escuchó ni reflejó lo que ahí se dijo» hubo una imposición de una mayoría parlamentaria a la que le ha faltado sensibilidad para aceptar una voz diferente a la de ellos.

Y advirtió, «la pluralidad es una divisa, no un mal tolerado”.

El líder parlamentario, recordó que el formato de Parlamento Abierto es una aspiración panista planteada claramente desde los primeros días de trabajo de esta legislatura con la iniciativa para reformar la Ley Orgánica del Congreso, (11 de septiembre) con el fin de garantizar la transparencia y el acceso a la información pública, la rendición de cuentas, la participación ciudadana y la ética y la probidad parlamentarias.

Por lo que convoca a las demás fuerzas parlamentarias a debatir dicha iniciativa, a facilitar los medios para que la ciudadanía cuente con mayores y mejores cauces de participación en la Cámara de Diputados con la presentación de propuestas, evaluación, seguimiento, acceso a información pública, tanto del desempeño como de la gestión presupuestaria en relación con el ejercicio de las atribuciones de los legisladores.