COMPARTIR

24 total views, 1 views today

Ante la ausencia de un auténtico Estado de Derecho y decisiones improvisadas del gobernante en turno, el sector empresarial expresó su preocupación por el riesgo que corren las inversiones y la generación de empleos, por ello Javier Bolaños coordinador de vinculación con el sector empresarial demanda al Jefe del Ejecutivo proteger al sector productivo y elaborar diagnósticos más precisos sobre los problemas que aquejan al país antes de instrumentar acciones para tratar de resolverlos.

De esta forma, aseguró el ex Presidente de la Mesa Directiva en San Lázaro se evitarán confrontaciones con la sociedad, injusticias y daños a los sectores productivos.

Como ejemplo puso los casos del Aeropuerto de Texcoco y los bloqueos en Michoacán por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que provocaron pérdidas por más de 25 mil millones de pesos.

“Y que decir de los bloqueos de las vías férreas en Michoacán la pasividad, la falta de asumir la responsabilidad que le corresponde al gobierno federal y la falta de toma de decisiones derivo en pérdidas multimillonarias, más de 25 mil millones de pesos. Por supuesto que esto es una pésima señal que estamos mandando hacia el exterior y esas pérdidas muy pronto se van a ver reflejadas sin ninguna duda en la economía nacional”.

En este tenor de imprecisiones, dijo, también se inscribe la reducción del presupuesto para las estancias Infantiles en perjuicio de más de 300 mil niños y madres trabajadoras, así como el cierre intempestivo de los ductos de gasolina, lo que generó desabasto en las entidades del centro del país y graves afectaciones a la economía.

Para el PAN queda claro que durante los primeros 75 días de su mandato, el Ejecutivo Federal no ha querido asumir los costos políticos que implica administrar un país, pues en lugar de tomar decisiones de autoridad o Jefe de Estado para atender y resolver las demandas o conflictos sociales, ha dejado que los mismos crezcan y se compliquen, puntualizó.

Destacó que la falta de rumbo claro para el país en materia económica y de un Gobierno que tome decisiones que den certeza hacia el futuro, representan una mala señal para el crecimiento y pueden condenar a los mexicanos a la desilusión.

Finalmente, Javier Bolaños refirió algunos indicadores que generan preocupación, como es que la calificadora HR Ratings redujo de 1.9% a 1.7% el crecimiento económico para México en 2019, debido a la falta de inversiones. También el Banco de México, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Banco Mundial, pronosticaron a la baja sus expectativas, a partir de la incertidumbre provocada por las políticas de este gobierno.