COMPARTIR

33 total views, 4 views today

La diputada Mónica Bautista Rodríguez (PRD), alertó sobre un brote de influenza en la Ciudad de México y Zona Metropolitana, que constató tras un recorrido y visita a hospitales públicos y privados, cuya crisis se agrava ante la falta de medicamentos e infraestructura hospitalaria obsoleta.

En un comunicado, denunció que “el gobierno federal es responsable de garantizar el derecho a la salud pública a los mexicanos y, por el contrario, está ocultando la situación que enfrenta la Ciudad de México y Zona Metropolitana, ante el foco rojo de la pandemia”.

Sostuvo que, de acuerdo a los testimonios de médicos de los hospitales General, Juárez de México y privados, la Influenza se ha incrementado en los últimos 90 días, ya que la atención ha quedado rebasada ante la falta de camas, medicamentos e infraestructura médica, lo que ha provocado que varios enfermos sean retornados a sus hogares sin recibir tratamiento médico, con el riesgo de fallecer.

“Los hospitales públicos carecen de medicamentos para atender a los enfermos, por lo que los familiares de los pacientes deben adquirirlos en farmacias, lo que les genera un gasto mayor a los 10 mil pesos, recursos que no tienen varias familias mexicanas, lo que ha derivado en la muerte de sus familiares”, subrayó la legisladora.

Explicó que los medicamentos Zyvoxam y Tamiflu, utilizados para tratar la influenza, no están al alcance de la población en general por su alto costo, pues se requiere por lo menos de ocho a 10 mil pesos, y si los pacientes deciden ingresar a un hospital privado el tratamiento va de 100 mil a 170 mil pesos por la atención médica.

Agregó que las camas se encuentran ocupadas en un 70 por ciento con pacientes de influenza en los diversos hospitales.

Bautista Rodríguez recordó que el lunes pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS), dio a conocer varias medidas para prepararse ante la pandemia de la influenza, ya que cada año se registran alrededor de mil millones de casos de gripe, de los cuales, entre tres y cinco millones son graves y causan directa o indirectamente de 290 mil a 650 mil muertes.

Finalmente invitó al titular de la Secretaría de Salud federal, Jorge Carlos Alcocer Valera, a visitar en los diferentes turnos los hospitales públicos, “pues verá la realidad de la demanda de pacientes que llegan con esta enfermedad mortal, porque seguramente no tiene bien los datos que le proporcionan los directores generales de estos hospitales”.