COMPARTIR

101 total views, 2 views today

La mala higiene buco-dental no solo genera mal aliento, sino que puede provocar caries, por lo que es de vital importancia cepillar correctamente todos los dientes, la lengua y el paladar que son estructuras bucales, así como usar de manera regular hilo dental y enjuague bucal.

En el marco del Día Mundial de la Salud Bucodental, Gustavo Pantoja Díaz, encargado del Programa de Salud Bucal en el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), explicó que la caries dental es una patología muy frecuente que afecta a infantes, adolescentes y adultos.

“Es muy común que creamos que no es una enfermedad, que no es tan relevante y que no puede provocarnos tantos problemas, pero en realidad afecta directamente el proceso de masticación y hasta la digestión. Incluso, después de cierto periodo podrían caerse los dientes y deformar el rostro”, comentó.

Gustavo Pantoja aseguró que la caries bucal es el proceso en el cual, a falta de un correcto cepillado, las bacterias encuentran en los residuos de comida un hábitat perfecto húmedo, con una temperatura controlada y el alimento a su disposición, lo que promueve su proliferación generando así la placa dentobacteriana.

Detalló que las bacterias se nutren de los azúcares provenientes de los alimentos, como refrescos, frutas y leche, los absorben, procesan, digieren y al excretarlos generan un ácido que es el que corroe la capa externa de los dientes llamada dentina, la cual es la parte más fuerte y difícil de romper, pero de no tratarse a tiempo puede llegar a la parte interna del diente y dañarlo severamente.

Frente a esa situación, el especialista exhortó cepillar correctamente los dientes después de cada alimento, utilizar hilo dental y enjuague bucal que ayudan a exterminar los residuos.

Invitó a la población a aprovechar las campañas de prevención que facilitan un diagnóstico e instruyen acerca de las mejores medidas para tener una excelente salud buco-dental.

“Del 8 al 12 de abril se llevará a cabo la Primer Semana Nacional de Salud Bucal, donde acercaremos a los derechohabientes del ISSEMyM información sobre la importancia del cuidado buco-dental, brindaremos asesorías personalizadas sobre el correcto cepillado dental y aplicaremos flúor a niños a partir de los seis años de edad”.

Recomendó acudir periódicamente al odontólogo, quien instruirá la correcta técnica de cepillado, la utilización del hilo dental, los tipos de enjuague de acuerdo a las necesidades de cada paciente; así como las mejores prescripciones para la prevención de la caries y otras enfermedades, como principio elemental para tener unos dientes sanos.