COMPARTIR

183 total views, 1 views today

AIDS Healthcare Foundation, AHF México recuerda que el próximo 24 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis, por ello es importante resaltar la letal relación entre TB y VIH. Un dato reciente de la OMS estimó que “de los 10.4 millones de nuevos casos con TB detectados en el 2017, el 10% se asocia a VIH, lo más grave es que entre el 20 y 40% de las muertes por sida encontraron a la tuberculosis como la causa básica”.

“El Día Mundial de la Tuberculosis, es la oportunidad para concienciar sobre los niveles en la carga de tuberculosis (TB) a nivel mundial. Además de las medidas de prevención y atención, también es una oportunidad para movilizar el compromiso político y social a fin de seguir avanzando, sobre todo en su relación con VIH”, consideró Nicole Finkelstein Directora de AHF México.

El año pasado, la OMS señaló que 10,4 millones de personas enferman de TB y 1.8 millones murieron a causa de la infección, lo que convierte a la tuberculosis en la enfermedad más letal a nivel mundial.

Profundamente arraigada en poblaciones en las que el respeto a la dignidad y los derechos humanos es escaso. Aunque cualquier persona puede contraer TB, la enfermedad fácilmente se relaciona con personas de escasos recursos que viven en comunidades o grupos marginados u otras poblaciones vulnerables. Entre ellas cabe citar a migrantes, refugiados, minorías étnicas y personas que trabajan en lugares de riesgo; personas de edad avanzada, mujeres y niños marginados.

Por más de 20 años, la OMS ha insistido en el abordaje conjunto de estas dos patologías dada su importancia epidemiológica conjunta, sin embargo, los avances a la fecha son lentos. Aunque por una parte y gracias a los esfuerzos operacionales casi 90% de las personas con Tuberculosis conoce su estatus de VIH, menos del 10% de las personas con VIH conoce su estatus de TB. No obstante, la TB es curable aún con sida y prevenible entre las personas con VIH.

En resumen “el manejo óptimo de la coinfección TB/VIH es extremadamente importante, para reducir la mortalidad por VIH debido a la Tuberculosis, para nosotros es un gran desafío, pero es factible con personal de salud bien capacitado para la atención del VIH y TB es obligatorio” aseguró Nicole Finkelstein.

“Debemos impulsar la búsqueda intencionada de VIH en personas con TB mayores de 15 años, el VIH es el factor más poderoso, capaz de incrementar el riesgo de TB que se conoce, por ello es imprescindible promover la detección temprana de TB activa y TB latente entre personas con VIH, a fin de incluirlos en el tratamiento curativo o preventivo oportuno”.