COMPARTIR

58 total views, 1 views today

La diputada perredista, Frida Alejandra Esparza Márquez, demandó la aplicación de la ley y además se pronunció por el endurecimiento de penas a quienes practican el llamado “turismo sexual” con menores de edad, ilícito que se comete en cualquier época del año en nuestro país, pero particularmente en temporadas vacacionales, como ésta de Semana Santa.

La Secretaria de la Comisión de Juventud y Diversidad Sexual de la Cámara de Diputados destacó que es alarmante la cantidad de infantes y adolescentes violentados en sus derechos por sometérseles a esta práctica ilegal porque, aun cuando se desconocen cifras precisas, organismos internacionales señalan a México como el segundo país en el mundo donde más se practica, sólo después de Tailandia.

A su vez, la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito calcula que 21 mil niñas y niños –la gran mayoría de ellos en pobreza o pobreza extrema- son captados cada año por las redes de trata de personas con fines de explotación sexual y/o laboral.

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) señala que anualmente se producen más de 600 millones de viajes turísticos internacionales. En 20% de éstos, el sexo es buscado por los turistas, de los cuales el 3% confiesa tener tendencias pedófilas.

“Esto significa que más de tres millones de personas que viajan por el mundo buscan sexo con menores de edad”, denunció Esparza Márquez.

Citó al Instituto Interamericano del Niño, la Niña y los Adolescentes que asegura que el turismo sexual es una actividad que lastima profundamente los tejidos de la sociedad y que se define como toda explotación sexual tanto de niños como de adolescentes por parte de los visitantes que, la mayoría, son originarios de países desarrollados o visitan su propio país, con la complicidad, tanto directa como indirecta, de los diferentes servicios o sectores de las ramas turísticas.

“Se considera turismo sexual también a las personas que, aunque no hayan contratado ningún servicio de este tipo, aceptan diferentes ofertas que realizan las redes de explotación sexual en el destino”, advirtió.

La parlamentaria aclaró que el PRD no considera que el “populismo penal” –aumentar las sanciones en las leyes para hacer creer que sólo con ello se solucionan los problemas- sea lo más efectivo.

Sin embargo, añadió que el GPPRD hará cuanto sea necesario para que la Cámara de Diputados cumpla lo que le corresponde con el objetivo de que en todas las decisiones y actuaciones del Estado Nacional se vele y cumpla por el interés superior de la niñez, y se garanticen plenamente sus derechos.

Reiteró que niños y niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.

Como lo denuncian diversos actores sociales, continúa la violación de sus derechos y su integridad, como sucede con el “turismo sexual”.

“Por su calidad de sujetos en desarrollo, son uno de los grupos sociales más vulnerables a los excesos y abusos del ejercicio del poder y, como bien lo han señalado diversas organizaciones y académicos, la pobreza y vulnerabilidad son condiciones que pueden llevar a las niñas y niños a transitar por caminos inexpresables. Una de las circunstancias más dolorosas que muestra la gravedad de las situaciones que pueden enfrentar los niños y niñas es la explotación sexual en cualquiera de sus expresiones”, destacó.

Entre las responsabilidades de esta Cámara está adecuar el Código Penal, pero también otras leyes referentes a sector de la población.