COMPARTIR

26 total views, 2 views today

Por ser sólo un simple compendio de buenas intenciones completamente ajeno a la realidad del país, perredistas en San Lázaro desaprueban el Plan Nacional de Desarrollo por lo que en próximos días realizará un foro para su discusión en la confianza en que la mayoría en la Cámara de Diputados atenderá sus conclusiones, en vez de comportarse como una “mayoría mecánica”.

Lo anterior, lo anunció Verónica Juárez Piña, coordinadora de esa bancada previo a la reunión de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos con los presidentes de las comisiones ordinarias para determinar la ruta a seguir con miras a la evaluación y aprobación del PND en este órgano legislativo.

Juárez Piña consideró que el PND que apruebe la Cámara de Diputados deberá subsanar las omisiones del Ejecutivo Federal, para lo cual deberá incorporar un diagnóstico realista sobre la situación del país e incluir un viraje en la conducción política y financiera.

Para su implementación, el Gobierno Federal deberá apoyarse en las organizaciones de la sociedad civil y considerar las aportaciones de otros diferentes sectores sociales.

Señaló que algunas de las comisiones convocadas a este encuentro ya tienen propuestas sobre cómo tratar cada uno de sus temas–como las de Justicia o la de Puntos Constitucionales- y al respecto se pronunció por homologar los procedimientos, pero sobre todo insistió en que el grupo mayoritario –Morena- tenga apertura a las críticas, la autocrítica, los comentarios y las sugerencias.

En este sentido, consideró que el documento final deberá ser congruente con las políticas públicas que se requieran para la solución de las problemáticas de más urgente atención y prever los respaldos presupuestales necesarios y suficientes.

Aunque reconoció la incorporación de algunos temas importantes en la propuesta de PND del Ejecutivo –como el de legislar sobre la marihuana-, en general lo evaluó como irreal y contradictorio consigo mismo en sus dos versiones –tal vez por las prisas con que hizo para entregarlo casi al límite de la hora legal para ello-, lo que agrava su lejanía con la realidad.

Concluyó que para remediar esas deficiencias y ofrecer un buen documento de tanta trascendencia para el país en los próximos años, Morena en el Congreso debe reconsiderar su actitud y no comportarse más como la “mayoría mecánica” en que ha derivado en las sesiones del Congreso.