COMPARTIR

80 total views, 1 views today

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, alertó este miércoles de que resolver las actuales tensiones comerciales es “la prioridad inmediata” de cara a la cumbre presidencial del G-20 que tendrá lugar a finales de mes en Japón.

“La prioridad inmediata es resolver las actuales tensiones comerciales, mientras se lleva a cabo la modernización del sistema comercial internacional”, dijo Lagarde en un blog antes de la cumbre de las principales economías avanzadas y en desarrollo.

En este sentido, advirtió de que la guerra arancelaria entre EE.UU. y China, lanzada por el presidente estadounidense, Donald Trump, y respondida con medidas similares por Pekín, podría reducir el PIB mundial en medio punto porcentual en 2020, lo que equivale a 455 mil millones de dólares.

“El riesgo es que los aranceles más recientes entre EE.UU. y China podría reducir aún más la inversión, la productividad y el crecimiento. La propuesta de aranceles que acabamos de conocer de EE.UU. sobre importaciones a México son también una preocupación”, explicó Lagarde al divulgar el tradicional informe del organismo internacional antes de la cita anual del G-20.

Como consecuencia de estas tensiones, el Fondo ya redujo en abril sus previsiones de crecimiento global al 3.3 por ciento para 2019.

La directora del FMI subrayó que “la manera de esquivar estas heridas autoinfligidas” es “eliminando las barreras comerciales recientemente implementadas y evitar obstáculos comerciales de cualquier forma”.

La Cumbre del G20 de Osaka (Japón), que tendrá lugar el 28 y 29 de junio, reunirá a los principales líderes mundiales, entre ellos a Trump y al presidente chino Xi Jinping, que se espera que mantengan una encuentro para tratar la disputa comercial.

Trump elevó los aranceles el pasado mes del 10 por ciento al 25 por ciento a importaciones chinas por valor de 250 mil millones de dólares, y la pasada semana amenazó con imponer un gravamen del 5 por ciento a todos los productos procedentes de México a partir del próximo 10 de junio.

Precisamente, este miércoles se reúnen en Washington una delegación mexicana, encabezada por su canciller, Marcelo Ebrard; con una estadounidense, liderada por el vicepresidente, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, para intentar alcanzar un acuerdo.

Ebrard ha calificado la amenaza de aranceles como “contraproducente” dada la estrecha integración comercial entre EE.UU. y México.

Actualmente, Estados Unidos es el principal socio comercial de México.

El vecino del sur exportó entre enero y noviembre de 2018 a Estados Unidos productos por valor de 328 mil millones de dólares, lo que representa casi el 80 por ciento de las exportaciones totales.

FUENTE ; NOTIMEX , LINEA POLITICA 05-06-19