COMPARTIR

95 total views, 1 views today

Antonio Ortega Martínez, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática y secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, afirmó que México retrocedió diez años con las recientes evaluaciones que las calificadoras Fitch y Moody’s dieron al país.

Dijo que esto abre paso al inicio de una crisis que se esperaba a finales de año y advirtió que Andrés Manuel López Obrador debe corregir y posponer la construcción de Dos Bocas, del Tren Transísmico y retomar la edificación del Aeropuerto de Texcoco si quiere generar certidumbre y atraer inversiones para detonar el crecimiento económico, o vamos directo a la recesión.

“Creo que el clima de incertidumbre, la caída del país como un ente atractivo para la inversión extranjera al lugar 25 en el Índice de Inversión Extranjera, nos habla de que hay que rectificar, que no sean la soberbia y el autoritarismo los que determinen el comportamiento político del gobierno en estos temas. Creo que poner a revisión el Tren Maya, Dos Bocas y, particularmente el aeropuerto de Texcoco, generaría un ambiente de certeza y confianza que, en mucho, ayudarían a enfrentar la crisis económica que se avecina, lamentablemente, para México”, aseveró.

El diputado federal recordó a López Obrador que la aceptación de su gestión va acompañada –sin duda- de las mediciones que, en los próximos días, el INEGI, el Banco de México y Hacienda entregarán sobre el estado que guarda la economía en el segundo trimestre del año y las previsiones no son alentadoras: Hay desaceleración económica producto de la guerra comercial con Estados Unidos y de este mismo país con China, además de la desaceleración en Europa que tiene impacto en la capacidad exportadora de México generando una caída del empleo a niveles históricos.

Igualmente, destacó, hay una caída del ingreso tributario, de la producción petrolera y, por lo tanto, de los ingresos que predicen que no se alcanzarán los montos presupuestados para este año y mucho menos para el próximo.

Ortega Martínez subrayó que el gobierno federal debe entender que “si hay menos empleo, habrá menos salarios y menos riqueza producida que genere bienestar e ingreso en los hogares de las y los mexicanos”.

No es gratuita –añadió- la calificación negativa de encuestadoras que ponen a López Obrador por debajo del 60 por ciento de aceptación y es también, alertó, una caída de riesgo político para la estabilidad y la gobernabilidad del país.

En este sentido, el legislador federal -que forma parte también de la Comisión de Presupuesto en San Lázaro- señaló que es importante que el gobierno “empiece a dejar políticas clientelares, disfrazadas de que la economía marcha ‘requete bien’ como diría el Presidente López Obrador cuando, los hechos y la realidad es terca. Los hechos y la realidad se imponen más temprano que tarde”.

“Es importante empezar a tomar decisiones económicas vinculadas a medidas contracíclicas que ataquen la estructura de los problemas y de las dificultades económicas, estimular la inversión pública y la privada; reinstalar las cuatro Zonas Económicas Especiales (en el sur-sureste del país) para atraer capital, generar empleos, movimientos económicos, salarios e ingresos para las familias.

El país –concretó- debe reorientar sus políticas económicas. El hecho de que haya renunciado Guillermo García Alcocer como Comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía es una mala noticia porque genera incertidumbre, en tanto que el llamado de esta mañana a manifestarse en la frontera con Estados Unidos el próximo fin de semana, será netamente un evento político con símbolos patrioteros que solo servirá para aparentar que está haciendo algo cuando lo cierto es que Trump lo está dejando sin alternativa.