COMPARTIR

59 total views, 2 views today

La dirección nacional extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) criticó que elementos de la Guardia Nacional ejerzan violencia y vulneren los derechos humanos para detener a migrantes que intentan atravesar la frontera de México para llegar a Estados Unidos.

Ante dicho panorama, los integrantes de la DNE Adriana Díaz, Ángel Ávila, Arturo Prida, Camerino Márquez, Esthepany Santiago, Fernando Belaunzarán y Karen Quiroga, señalaron que este instituto político en todo momento ha denunciado que con la integración de la Guardia Nacional se potencializa la violación de los derechos humanos de miles de migrantes centroamericanos y del propio país.

“Es lamentable observar cómo se están separando familias en la frontera norte. Ese sistema de seguridad es un muro que puso el gobierno mexicano al servicio del presidente Donald Trump hacia el país. Ahora México le está haciendo el trabajo sucio a los Estados Unidos actuando como patrulla fronteriza”, señalaron.

Luego de que el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, justificó en conferencia de prensa junto con el Ejecutivo Federal, que los elementos de la Guardia Nacional pueden detener a personas sin documentos en las fronteras norte y sur de México para frenar el flujo migratorio, la dirigencia perredista argumentó que no se trata de ejercer violencia sino de implementar estrategias integrales para atender la problemática migratoria.

Criticaron que en un inicio el Presidente Andrés Manuel López Obrador haya ofrecido empleo a los migrantes y ahora emprendan acciones de represión para impedirles el paso, pues ello está ocasionando que los grupos de migrantes busquen otras rutas donde no existe presencia de elementos mexicanos para lograr cruzar la frontera.

Finalmente, calificaron como fracaso la convocatoria para que la Guardia Nacional fuera civil, pues hasta el momento el Gobierno Federal solo recibió seis solicitudes para que ciudadanos se integraran como agentes, por lo que en su mayoría serán elementos de la policía federal.