COMPARTIR

54 total views, 2 views today

Los accidentes, incluso mortales, con tráileres doble remolque aumentaron en la actual administración debido a la inacción de la Policía Federal de Caminos (PFC) y el despido de personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), por lo cual la diputada Azucena Rodríguez Zamora propuso a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión tomar cartas en el asunto para evitar nuevas tragedias.

A través de un Punto de Acuerdo, la parlamentaria perredista planteó a ese órgano del Poder Legislativo Federal la necesidad de requerir a la SCT y a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana -de la cual depende la Policía Federal de Caminos como parte de la Policía Federal- que cumplan con su obligación a fin de evitar más accidentes como los mencionados.

En su argumentación, la legisladora por Veracruz destacó el hecho frecuente y de sobra conocido de que los tráileres han causado miles de accidentes durante los últimos años en carreteras federales, así como numerosas muertes y cuantiosos daños materiales.

Derivado del reclamo social por esos perjuicios fue emitida la Norma Oficial Mexicana 012-SCT-2_2017 el 24 de febrero de 2018 con diversos requisitos de peso, dimensiones y capacidad para tractocamiones que deberían cumplir sus propietarios y conductores.

La aplicación de dicha norma -informó la diputada perredista- redujo de manera importante la siniestralidad de los tráileres doble remolque durante 2018, como lo indican estadísticas de la PFC, el Instituto Mexicano del Autotransporte, las procuradurías estatales y la federal.

“Sin embargo, en meses recientes, particularmente a partir del inicio de la nueva administración del gobierno federal, se ha observado un incremento del número de accidentes en los que se han visto involucrados transportes del tipo doble remolque”, destacó.

Agregó que tras el anuncio del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, el 18 de mayo pasado en el sentido de que 18 mil efectivos de Policía Federal -además de 35 mil de la Policía Militar y ocho mil de la Policía Naval- integrarían la Guardia Nacional, quedó en duda la operatividad misma de la PFC y su función de vigilar al autotransporte federal.

A su vez -dijo-, la SCT no ha informado cómo sus recortes de personal al amparo de la llamada “política de austeridad republicana” afectaron la función que sus inspectores y demás personal deben realizar para garantizar la observancia de la NOM-012 en las vías generales de comunicación a su cargo.

Dado que corresponde a ambas dependencias del Ejecutivo Federal hacer que propietarios y conductores de estos tractocamiones respeten y cumplan las disposiciones de dicho ordenamiento, “procede que la representación popular”- las exhorte a adoptar las medidas necesarias para que ello ocurra” y que le informen de sus resultados para evitar más pérdidas de vidas, lesiones y daños materiales.

Rodríguez Zamora resaltó que, conforme a la NOM-012, los tractocamiones doble remolque sólo pueden ser operados por conductores con capacitación, experiencia y licencia tipo E 2.

Tales conductores deberán llevar bitácora de horas de servicio, mientras que la empresa para la que laboran deberán establecer contrato privado y/o carta de porte entre el usuario y el transportista.

Los tractocamiones, a su vez, sólo podrán transitarse con máximo 66.5 toneladas de peso y a 80 kilómetros por hora, para lo cual debe ser gobernado por una computadora del motor y un sistema de posicionamiento global (GPS) que reporte al menos posición y velocidad.

Adicionalmente debe tener freno auxiliar de motor o retardador o freno libre de fricción, sistema antibloqueo para frenos, cámaras de frenado de doble acción (estacionamiento y servicio) y sistemas de ajuste automático de frenos, entre otras características que debe ser avaladas con un dictamen de condiciones físico mecánicas y de baja emisión de contaminantes vigentes.