COMPARTIR

27 total views, 1 views today

La Secretaría de Función Pública (SFP) señaló que en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador no se toleran los conflictos de interés, “quien los tenga no puede ni debe trabajar en el gobierno de la Cuarta Transformación”.

Esto, luego de que dimitiera Carlos Lomelí Bolaños, exdelegado de Bienestar del gobierno federal en Jalisco, al ser acusado de conflicto de intereses por la venta de medicamento a entidades gubernamentales, que presuntamente beneficia a sus farmacéuticas.

La declaración de la SFP generó críticas a su titular, Irma Eréndira Sandoval, a quien se señaló por intentar adjudicarse un asunto (los negocios de Lomelí) que fue revelado por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad y el periódico Reforma.

El “superdelegado” anunció su renuncia a través de su cuenta oficial de Twitter en donde señaló que tomó distancia “para que el ruido de la politiquería no afecte el trabajo que debe hacerse en Jalisco”.

En la misma red social, la SFP recordó que esta administración está comprometida con el combate a la corrupción y la opacidad.

FUENTE: NOTIMEX, LINEA POLITICA, 13-07-19.