COMPARTIR

117 total views, 1 views today

El gobierno de Estados Unidos no asumió ningún compromiso en materia migratoria, por el contrario, reiteró la amenaza de incremento arancelario, consideró la legisladora
Hace mal el gobierno mexicano en subordinarse a Trump, si este se reelige, gracias en parte a la obediencia de AMLO, la relación bilateral será muy difícil en los próximos años, sentenció

La Coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez Piña, calificó de indignante que el gobierno mexicano haya aceptado la instrucción de Donald Trump de continuar con la militarización de la política migratoria, en la reunión sostenida entre Mike Pompeo y Marcelo Ebrard.

“El gobierno de Estados Unidos no asumió ningún compromiso en materia migratoria. En realidad el Secretario de Estado, Mike Pompeo, sólo vino a verificar que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador haya hecho su tarea, a reiterar la amenaza del incremento de aranceles y a obligarlo a que sostenga la militarización de la política migratoria en territorio nacional, lamentó.

La también integrante del Grupo Plural de trabajo encargado de coadyuvar y dar seguimiento al acuerdo del 7 de junio entre México y Estados Unidos, de la Comisión Permanente; instó al Secretario de Relaciones Exteriores a dar a conocer a las y los mexicanos, con precisión y amplitud, el contenido de lo que se abordó en la reunión para no dar espacios a Trump a utilizar la reunión a conveniencia de Estados Unidos y con fines electorales.

La Diputada Federal por Jalisco insistió en que el gobierno mexicano debe rectificar la política migratoria y no sólo acatar las instrucciones de Trump y militarizar la política migratoria.

“Se tiene que replantear -la política migratoria- con una visión integral, que incluya a todos los países involucrados y respete el derecho a la migración y los derechos humanos de los migrantes”, consideró.

“Lo que se ha impuestos hasta ahora, y México la asumido de manera vergonzosa, ha sido la visión xénofoba de Trump, que además está vinculada a sus intereses electorales. México no debe ser policía migratoria de EU en territorio nacional en aras de evitar el aumento de aranceles y la no aprobación del T-MEC”, apuntó.

“Para eso hay mecanismos e instancias internacionales a los que México podría acudir, pero sobre todo, el país debe, a mediano y largo plazo, diversificar su economía y buscar otros socios comerciales para no depender de EU”, añadió.

“Es indignante la actitud que está asumiendo el gobierno de AMLO frente a los caprichos de Trump. Si este logra reelegirse, en parte gracias a lo que ha cedido el gobierno mexicano -que Trump presume como triunfos ante su electorado-, la relación bilateral en los próximos años será muy difícil”, vaticinó..