COMPARTIR

90 total views, 1 views today

Existen factores de riesgo que pueden llevar a un incumplimiento en las metas de extracción y refinación de crudo.
El plan menciona de forma escueta los problemas estructurales de Pemex y no profundiza en los cómos para reducir su deuda, los gastos y costos operativos, el mantenimiento y creación de infraestructura.

El presidente López Obrador y los titulares del sector energético deben reconsiderar el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos porque es limitado, insuficiente, vago y ocurrente; de seguir adelante se corre el riesgo de tener un déficit de crudo de 52,000 mil barriles al día para refinar en 2024 y costará al erario 269 mil millones de pesos adicionales.

Así lo señaló el Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, Juan Carlos Romero Hicks, al comentar que su bancada, a través de los integrantes de la Comisión de Energía, solicitarán la comparecencia de la Secretaria de Energía y el Director General de Pemex a fin de que rindan cuentas a los mexicanos.

Dijo que los diputados Hernán Salinas Wolberg, José del Carmen Gómez Quej, secretarios de la Comisión de Energía, así como sus integrantes Justino Arriaga Rojas, Ángeles Ayala Díaz y Evaristo Lenin Pérez Rivera buscarán encuentros con los funcionarios del sector energético a fin de que reconsideren el Plan de Negocios para la Empresa Productiva del Estado.

Romero Hicks dijo que el documento en cuestión es limitado, insuficiente, vago y ocurrente porque no contiene una estrategia clara y puntual para rescatar a Pemex, que de suyo arrastra una deuda de más de 100 mil millones de dólares y una producción de crudo y refinados en franco declive.

Agregó que el plan menciona de forma escueta los problemas estructurales de Pemex y no profundiza en los cómos para reducir su deuda, los gastos y costos operativos, el mantenimiento y creación de infraestructura; es gravemente omisa en considerar los riesgos económicos y financieros del entorno global y su impacto.

Es preocupante su proyección de los escenarios de precios de venta y peca de optimista en otras evaluaciones, subestimando los gastos en dólares y por ende las afectaciones por fluctuaciones del tipo de cambio.

La información que proporciona acerca del proyecto de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, resulta limitada e insuficiente para hacer un análisis sobre su viabilidad técnica y financiera. En el supuesto que se cumpla con el objetivo de refinación en esa y las seis refinerías existentes, todavía se corre el riesgo de tener un déficit de crudo para refinar en México para el 2024 de 52,000 mil barriles al día.

Pemex presentó en el plan de negocios con una estrategia netamente fiscal (reducir la carga tributaria) y presupuestal (asignarle más recursos) del Ejecutivo pero no aporta ningún argumento o razonamiento de cómo la carga contributiva se reducirá en 128 mil millones de pesos y las aportaciones directas por 141 mil millones en los próximos tres años.

“Desconocemos las acciones concretas y específicas para llegar a la meta propuesta de extraer 2.7 millones de barriles diarios, ya que menciona la explotación de 22 “nuevos” desarrollos, pero la información proporcionada no permite concluir que se llegará a la meta propuesta de producción. Además, en varios campos las metas de producción son irreales, es decir pronostica reducir sus costos de producción de barril, pero sin definir la estrategia de cómo se logrará dicha reducción”, precisó.

El Coordinador del GPPAN aseguró que, en el tema del gas, no se plantean esquemas novedosos para incrementar la producción siendo que el desabasto de gas es uno de los principales retos que enfrenta México, dejando fuera la participación de capital privado de forma más activa, por lo que será imposible incrementar la producción y las redes de distribución de gas.

El plan deja más interrogantes que respuestas en los mercados, incluyendo el nuestro y los tenedores de deuda verán sus repercusiones en la calificación crediticia de la empresa y por consecuencia en la deuda soberana de México.

Sin lugar a duda, este plan erosiona la confianza internacional en el manejo de la Empresa Productiva del Estado porque ya ha ocasionado, por ejemplo, un aumento en los rendimientos de los bonos con vencimiento en 2027, pasando de 6.77 a 6.96 %; con el consecuente encarecimiento de la deuda de Pemex.

Otro de los errores que contiene el plan es que se regresa a un esquema de Contratos de Servicios Integrales de Exploración y Extracción (CSIEE), con lo que se sustituyen los “farmouts”, pero esto será un motivo de desaliento para los inversionistas y reducirá la inversión privada necesaria para alcanzar la meta de producción deseada.

“Estos esquemas le regresan a PEMEX el riesgo en la exploración que asumía el sector privado en los esquemas del “farmouts” y al mismo tiempo se omite cualquier referencia a nuevas rondas de subastas petroleras”, destacó.

El diputado Romero Hicks aseguró que el plan presentado por el Presidente López Obrador costará al erario 269 mil millones de pesos adicionales, además que debe acompañarse de un análisis financiero de rentabilidad más detallado a corto, mediano y largo plazo, máxime que existen factores de riesgo que pueden llevar a un incumplimiento en las metas de extracción y refinación de crudo.

Los diputados del PAN exigirán a los funcionarios del sector energético una explicación más amplia del origen de los recursos, ya que necesariamente se reducirán otras partidas presupuestarias para cubrir la reducción de carga fiscal y el aumento en su gasto.

“Definitivamente no nos quedamos con la exposición que se hizo a la Nación, porque no se analiza el impacto en las finanzas del país, limitándose a decir que se “sembrara” petróleo para luego “cosechar” más ingresos, pero como se ha dicho, con supuestos difíciles de materializar”, dijo.

Subrayó, “el presidente de la República, junto con los titulares del sector energético deben reconsiderar el documento que presentaron porque dista de ser un plan para atender las necesidades presentes y futuras de PEMEX con claridad, eficacia y eficiencia. Tendrán que replantear un nuevo Plan de Negocios con supuestos más realistas y sustentables a mediano y largo plazo para evitar un mayor deterioro de producción y financiero de la Empresa Productiva del Estado”