COMPARTIR

80 total views, 1 views today

Los gobernadores escucharon con sorpresa:

-¡Pónganse vivos!

La recomendación les llegó de manera directa el lunes del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero.

El tema era la falta de reglas para la Guardia Nacional, bien expuesto por cierto por el michoacano Silvano Aureoles.

Ya hay más de 58 mil elementos repartidos en el país –cifra manifestada ayer en Palacio Nacional- y ningún Gobierno estatal sabe a qué atenerse con ellos.

Hay dudas de todo tipo:

¿Quién los va a pagar?

¿Deberán ser los estados los que, como se especuló desde un origen, garanticen instalaciones, alimentación y logística a esos agentes durante su permanencia?

¿Cuándo conocerán, a falta de una normatividad clara, los convenios a los cuales se someterán para poder tener el respaldo de las autoridades de seguridad federal?

Fue aquí donde contestó Gertz Manero, en versión de varios gobernadores presentes –acudieron 30 en algún momento; Claudia Sheinbaum llegó tarde y salió temprano por los conflictos en su Procuraduría- cuando escucharon:

-¡Pónganse vivos en los convenios que firman!

Porque si no, agregó, “les echan la bolita y la situación del país está para colaborar, no para echarnos la bolita unos a otros”.

MENOS DE 100 INVESTIGADORES

El tema es muy delicado.

Como responsable de la Comi

sión de Seguridad y Justicia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Silvano Aureoles invocó la ley para advertir:

-Cualquier delito cometido con un arma mayor al calibre .38 es responsabilidad de usted, señor fiscal, de la Federación.

Efectivamente, convino Alejandro Gertz Manero, pero hay problemas de diferente tipo para cubrir todo el territorio nacional, como la falta de recursos económicos y de personal.

-Tengo un presupuesto insuficiente y menos de 100 investigadores.

Precisamente por esas condiciones de estrechez solicitó el respaldo de las fiscalías estatales para cubrir mejor las necesidades y perseguir con mayor eficacia los delitos, en especial los de alto impacto.

Y otro dato:

-Encontré una Procuraduría desmantelada.

Obvio, se refería a la PGR, antecesora de su Fiscalía hoy inmersa en mil asuntos y con la Ley de Prevención del Delito en el escritorio.

ENTRE PANISTAS, PERREDISTAS Y…

  1. Sorpresa de comensales:

Ayer, en un restaurante de la Zona Rosa, se reunieron el coordinador camaral Mario Delgado y el gobernador colimense José Ignacio Peralta.
Son paisanos, estudiaron juntos, vivían en la misma casa estudiantil y ayer lo recordaron y se encontraron para ver cómo rescatar una riqueza arqueológica de 94 hectáreas en Colima.

-Compramos el metro cuadrado en 170 pesos, cuando vale más de nueve mil, y queremos explorar –me explicó Peralta tras pedir apoyo presupuestal.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a su vez, aportará personal especializado para recuperar “la mayor riqueza arqueológica de Occidente”, como le llamaron.

  1. Gustavo Madero no se aguantó: fue por ellos e hizo saludarse a Mario Delgado y a Guadalupe Acosta Naranjo y de pie departieron algunos minutos quienes no son ni amigos ni correligionarios.

-Que esta foto no aparezca –pidió Delgado, y el fotógrafo oficial del Gobierno de Colima guardó la cámara.