COMPARTIR

75 total views, 2 views today

El secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados e integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, Antonio Ortega Martínez, celebró la reunión sostenida la víspera por el secretario de Hacienda del gobierno Federal, Arturo Herrera, con sus antecesores José Antonio Meade y José Antonio González Anaya en Palacio Nacional, y llamó a “no especular ni elucubrar” sobre la misma pues lo más seguro, indicó, es que se hayan tocado temas vinculados al Presupuesto 2020.

Fue, dijo, “correcta. Rompe con la parte más conservadora de la 4T; con los bots de las benditas redes y con los puros del actual régimen. Manda un mensaje que estabiliza y da confianza porque se encuentra con dos actores muy importantes de la pasada conducción económica, proclives a la estabilidad macroeconómica y, desde luego, con formación y experiencia”.

“Pudieron haberse reunido en la casa de algún amigo o de alguno de ellos por la noche, con la seguridad de que nadie se daría cuenta; pero no fue un descuido, lo hicieron en Palacio Nacional porque quisieron mandar un mensaje político a los actores económicos y al mercado de que el doctor Herrera no carga los contrapesos del purismo ideológico de la 4T y tiene la libertad de reunirse con los ex funcionarios para escucharlos y ayudarse a la toma de decisiones frente a la presentación del Paquete Económico del 2020 que recibiremos –a más tardar- el 8 de septiembre”, citó.

Ortega no descartó, sin embargo, que se desate una campaña contra el secretario Herrera; aunque hizo notar que el mismo Presidente López Obrador dejó pasar el tema sin mayor aspaviento, lo cual puede dar certeza de que los ataques se minimicen.

Señaló que el tema energético debió ser, con toda seguridad, principal en el desayuno de este martes entre Herrera y sus antecesores, en un entorno complicado de desaceleración y contracción económica; de reducción del crecimiento en México y Estados Unidos, y con serias dificultades para decidir el futuro de Pemex ante la posible baja en la calificación de su grado de inversión y las implicaciones sobre la deuda soberana.

El legislador federal expuso que -dada la experiencia de González Anaya al frente de Pemex- indudablemente se trató el tema del costo del barril a fijar para el presupuesto del próximo año ya que todo parece indicar que no se alcanzará la expectativa de 55 dólares determinados para este 2019: “Lo que se supuso que recibiríamos por la venta del petróleo no se alcanzará y hay que recordar que ese dinero significa casi una cuarta parte del presupuesto total nacional”, enfatizó.

“¿Será un presupuesto a la baja frente a los 5 billones 800 mil millones de pesos de este 2019? Cuestionó al tiempo de subrayar que las condiciones del país no son positivas si se considera que habrá menos ingresos petroleros, existe una baja del crecimiento y en la inversión, así como menos impuestos y derechos que el gobierno podrá cobrar; de ahí que habrá menos recursos para gastar”, explicó.

Añadió que la decisión en un país de tantas necesidades es: Si es posible, presentar un presupuesto menor que el de este 2019 y (durante este encuentro) el secretario y los ex titulares de Hacienda en el gobierno de Enrique Peña debieron haber evaluado la conveniencia de esa decisión, o la posibilidad de un presupuesto inercial más o menos cercano al de este año; o -e un acto de audacia política- un presupuesto cercano a los 6 billones 200 mil millones de pesos (que significarían medio billón de pesos más respecto al actual período para atender los programas de López Obrador: Santa Lucía; Tren Maya; Dos Bocas; Transístmico; programas sociales, como salud, educación e inversión).

También, indicó, debieron haber comentado los temas de las coberturas petroleras y de la producción para el próximo año, luego de que Andrés Manuel López Obrador asegurara que, en 2020, México generará 2.7 millones de barriles diarios que –comentó- suenan “como un sueño” pero no hay elementos para pensar que se alcanzará una producción de esa envergadura… Los recursos de este año, provenientes de la venta de petróleo, refirió, estuvieron por debajo de lo presupuestado en el ejercicio 2019.

Tras citar la postura del actual gobierno respecto a que no habrá reforma fiscal, Ortega Martínez reiteró la necesidad de establecer cargas fiscales a quienes no pagan impuestos como es el caso de las plataformas digitales pues, de lo contrario, la otra alternativa es contraer más deuda que, de por sí ya se está generando, aunque AMLO lo niegue.

“Hoy, de nueva cuenta, el Presidente defendió la idea de que, en sus tres primeros años de gobierno, no habrá aumento de impuestos ni nuevos. No hay magia y –por lo tanto- habrá que recurrir al déficit y a más deuda.

Lo que no se dice, añadió, es que López Obrador contraviniendo su ofrecimiento de que no habría más deuda, ha contraído cerca de mil millones de pesos de adeudo cada día; al año, el pasivo del país sumará más de 300 mil millones de pesos, refutó.

“Un aumento al presupuesto obligaría a pensar en incrementar el déficit primario con más deuda, y una medida quizás intermedia, sería acudir a los fideicomisos, a los fondos, a las reservas del Estado (ahorros en el fondo de estabilización del presupuesto; fondo de estabilización del Petróleo y otros fideicomisos), lo cual sería una decisión arriesgada, significaría retirar los seguros frente a posibles contingencias que dejarían al gobierno sin muchas posibilidades de reacción ante una contingencia”, concretó.

Por otra parte, el legislador perredista se refirió al caso Rosario Robles y la llamada “Estafa Maestra”. Indicó que no puede saberse si los asistentes a este desayuno de ayer pudieron haber tratado el asunto de la ex secretaria de Estado vinculada a proceso por ejercicio indebido del servicio público y actualmente en prisión preventiva; pero lamentó que no haya un solo funcionario del gobierno de Enrique Peña Nieto que haya alzado la voz para manifestar su inconformidad ante lo que parece ser un exceso en el cumplimiento de la norma y de la ley.

“No ha habido nadie, y yo no estoy hablando del presidente Peña Nieto sino de secretarios que acompañaron a Rosario Robles durante seis años en el Gabinete… Creo que la Estafa Maestra ha sido ampliamente documentada por la Auditoría Superior de la Federación cuyo trabajo hay que reconocer. Hay un desfalco cercano a los 7 mil millones de pesos al erario público, está probado ¿quiénes fueron? Es responsabilidad del Ministerio Público federal y del Poder Judicial escudriñar y encontrar a los responsables y castigarlos, sin duda”.

A título personal, agregó, creo que se está cerrando el círculo contra el ex presidente Enrique Peña Nieto. No me canso de confirmar que se quiere fortalecer el pacto de impunidad que todos sabemos que se estableció entre el Presidente López Obrador y el ex Presidente Peña Nieto para ayudarse mutuamente: Uno a ser beneficiado políticamente para llegar a la presidencia, y el otro para garantizar impunidad después de su gestión.

“Algo debe haber que se puso en duda el pacto y lo quieren consolidar, reforzar y, por lo tanto, no es gratuito que a Lozoya, a Rosario Robles (y el pillo del ex gobernador de Veracruz anuncie que tiene información de funcionarios de Peña Nieto que pone prácticamente en un mercado político a cambio de libertad) y de algunos otros ex funcionarios que están siendo investigados. El círculo es contra Peña Nieto y es para fortalecer el pacto de impunidad porque algo se fracturó y algo está pasando por ahí.

Finalmente, Ortega Martínez se refirió a la propuesta del diputado de Morena, Mario Delgado, para que se aplique la figura de “Extinción de Dominio sobre los bienes de Rosario Robles”. Recordó que el PRD votó en contra de esa ley por ser violatoria de los derechos humanos y a la “presunción de inocencia”.

“La extinción de Dominio deja en libertad al Ministerio Público para embargar bienes de supuestos delincuentes que, sin ser declarados culpables en un juicio, se les retienen sus propiedades lo cual es una atrocidad legal y una grave desviación constitucional que va contra derechos humanos y que generará conflictos de corrupción enormes”, resaltó.

Anunció que el PRD en la Cámara de Diputados presentará en septiembre, una reforma a esta Ley en los temas de presunción de inocencia; y en el embargo de bienes de personas no declaradas culpables a fin de que no sean enajenados como ocurrió con Zhenli Ye Gon, empresario que sigue un proceso en México y aun cuando no ha sido declarado culpable (en Estados Unidos fue exonerado); su casa ya fue subastada y vendida, por lo que seguramente el seguirá una denuncia en el plano internacional.