COMPARTIR

89 total views, 1 views today

El presidente del Consejo Político estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Juan José Martínez Pérez, está involucrado en la «estafa maestra» por el presunto desvío de más de 168 millones de pesos de convenios suscritos entre la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el Instituto Técnico Superior de Comalcalco (ITSC).

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), como director del ITSC, Martínez Pérez participó en la simulación de contratos con la Sedatu para la prestación de diversos servicios que la institución académica no realizó y subcontrató a diversas empresas para dispersar el dinero, lo cual le benefició.

Durante los dos primeros años de gobierno de Arturo Núñez (2013- 2018), el ingeniero civil egresado del ITSC fungió como subsecretario de Obras Públicas y desde 2014 es presidente del Consejo Estatal del PRD.

También fue coordinador de los diputados locales del PRD durante el segundo tramo del sexenio de Andrés Granier Melo (2007- 2012), y a finales de diciembre de 2015 asumió la dirección del ITSC para el periodo 2016-2018, en sustitución de Carlos Mario Olán López, quien a la vez fue designado director de Educación Superior de la Secretaría de Educación del estado.

En 2016, la ASF encontró que la Sedatu hizo dos transferencias bancarias al ITSC, una por 41 millones 942 mil pesos y otra por 100 millones 925 mil 740 pesos, relacionadas con los convenios SEDATU- ITSC/DGOTAZR/33901-02/2016 y SEDATU/DGAIG-ITSC/33901-12/2016, respectivamente.

En el primer caso el ITSC trianguló los 41 millones a las empresas Capacitadora Fema, S.A. de C.V., Servicios Horsa de la Rivera de Me?xico, S.A. de C.V., Proactiva Índigo de Puebla, S.A. de C.V., y Coratono, S.A. de C.V.

El ITSC no realizo? los trabajos convenidos con la Sedatu y no comprobó que éstas empresas subcontratadas realizaran los servicios, entre ellos un Diagno?stico de la Situacio?n Actual de la Vivienda en Me?xico y sus Alternativas, y el Desarrollo y Aplicación de Mecanismos de Operación para Programas y Acciones de la Propiedad Ejidal y Comunal.

Respecto de los 100 millones, el ITSC tampoco realizo? los servicios acordados con la Sedatu, ni comprobó? que se hubiera hecho, pese a que subcontrato? a seis empresas para la realización de los proyectos, a las que pagó el 100% de los recursos.

En octubre de 2015, cuando Carlos Mario Olán López era director del ITSC, la Sedatu firmó un primer convenio por un monto máximo de 27 millones, que terminaron en empresas subcontratadas, entre ellas Conseil Best, S.A. de C.V., por 11 millones 560 mil pesos; Contabilidad y Soluciones INNER, S.A. de C.V., por 12 millones 173 mil pesos, y Guva S.A. de C.V., por un millón 786 mil pesos.

Tras una revisión hecha en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), se detectó que la factura emitida por el ITSC a Conseil Best fue cancelada el 26 de febrero de 2016, cinco meses después de realizarse el pago. La empresa tampoco fue localizada en su domicilio fiscal.

En el caso de Contabilidad y Soluciones INNER, el IMSS no localizó datos de la empresa, mientras que Guva no atendió requerimientos de la ASF y se comprobó que transfirió a otra empresa el millón 786 mil pesos que le pagó el ITSC.

Olán López también se encuentra involucrado en la «estafa maestra» a Pemex Exploración Producción (PEP), a través de la firma de seis convenios con el ITSC en 2013 y 2014 para dar diversos servicios a la empresa productiva del Estado, que no realizó y subcontrató empresas «fantasmas» que le dejaron 27 millones 416 mil 700 pesos de «comisión».

Durante las investigaciones de la estafa a Sedatu, el perredista Juan José Martínez declaró a la ASF que su antecesor, Carlos Mario Olán, le dijo en diciembre de 2015 que «tenía pendiente» la firma de varios contratos con esa dependencia federal y no podía firmarlos porque su periodo al frente del ITSC concluía esa fecha, por lo que cuando el personal de Sedatu llegara a Villahermosa, «me contactaría para ver los nuevos contratos y la firma de los mismos».

Así, en mayo de 2016, según Martínez, dos funcionarios de la Sedatu se presentaron en el ITSC, quienes, dijo, no se identificaron oficialmente y le entregaron convenios ya firmados por un funcionario de la dependencia federal, a quien no conocio? ni tuvo contacto personal, y le hicieron firmar como director de la institución educativa.

Sostuvo que no conocio? ni contrato? de manera libre ni directa a ninguno de los proveedores que supuestamente prestaron los servicios a la Sedatu, en virtud de que fue una funcionaria de la dependencia federal quien le señaló nombres de las empresas a contratar y montos a pagar.

Además, mencionó, esta persona acudió varias veces al ITSC para entregar los contratos de los proveedores para que los firmara, y aseguró que todos los pagos que se hicieron, en cantidades y condiciones, fueron ordenados por dos funcionarios de la Sedatu, ya que el sólo autorizaba las transferencias correspondientes.

En el dictamen de la ASF, emitido el pasado 8 de febrero, los dos funcionarios son identificados como el director general adjunto de Prevención y Atención de Desastres Naturales, y la directora general adjunta para la Igualdad de Género de la Sedatu, quienes carecían de facultades legales para contratar y ejercer atribuciones que no teni?an.

En 2016 los titulares de ambas dependencias eran Carlos Urbina Tanús y Marina Arvizu Rivas.

La ASF también concluyó que el ITSC participo? en la simulación de los convenios suscritos con la Sedatu, y se benefició indebidamente al autorizar pagos a las empresas sin cerciorarse del cumplimiento de los trabajos que se contrataron con ellas.

Por ello, solicitó a la Contraloría de Tabasco o a quien corresponda, que realice investigaciones e iniciar procedimientos administrativos en contra de exdirectores del ITSC por las irregularidades encontradas en las firmas de convenios con la Sedatu

FUENTE ; NOTIMEX , LINEA POLITICA 15-08-19