COMPARTIR

21 total views, 2 views today

La alarmante presencia de plaguicidas cancerígenos en niños de preescolar a secundaria del municipio de Autlán, Jalisco, motivó a la diputada Mónica Almeida López a demandar a los tres niveles de gobierno a aplicar las leyes y normas para restituir y salvaguardar la salud de los infantes y la del resto de la población.

La parlamentaria perredista igualmente solicitó la intervención de la Cámara de Diputados para que exhorte a los gobiernos federal, estatal y municipal a emitir las medidas cautelares y acciones jurídicas para garantizar que lo anterior ocurra, lo mismo que la protección del medio ambiente, ya que la fauna y flora de la zona es también agredida por el uso desmedido de químicos en la agricultura.

En una propuesta de acuerdo que puso a consideración del Pleno de legisladoras y legisladores integrantes de esta Cámara, Almeida López fundamentó su requerimiento sobre la base de reportes médicos, investigaciones y quejas de padres de familia sobre el inusitado aumento de malestares y enfermedades entre niñas, niños y adolescentes de la zona.

Una de esas investigaciones, denominada “Causas de Insuficiencia Renal en Niños de Preescolar y Primaria de la Comunidad de El Mentidero” y realizado por científicos de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología (CIESAS), confirmó presencia de plaguicidas tóxicos en sangre y orina del 100% de niñas y niños diagnosticados en la comunidad de Ahuacapán y El Mentidero, ambos del municipio de Autlán de Navarro.

Previamente, alumnos de la secundaria “Venustiano Carranza”, también en El Mentidero, manifestaron en múltiples ocasiones dolor de cabeza, irritación de ojos y vómito a causa de que a las 10 de la mañana, en su hora de desayuno, se rociaban cada tercer día al menos seis plaguicidas en un cultivo de pepino aledaño.

El estudio de los especialistas también incluyó a 178 niños de la primaria “José María Morelos” y a un preescolar ubicado en El Mentidero, en cuya orina también se detectaron al menos uno de diez variedades de plaguicidas con contenido común de glifosato o molinato.

Lo mismo sucedió con 103 niños de preescolar y primaria En Ahucapán, también en el municipio de Autlán, a quienes se detectaron 12 plaguicidas distintos.

La diputada Almeida López citó a los doctores Humberto González Chávez, Felipe Lozano y Aarón Peregrina, así como conclusiones de instituciones y organizaciones nacionales e internacionales, de acuerdo con las cuales los pesticidas y plaguicidas como los que expulsan los niños a través de su orina son tóxicos y generadores de cáncer en los humanos.

Entre sus secuelas están la alteración del equilibrio hormonal, la hiperactividad y pérdida de atención en niños, además de daño renal hepático a largo plazo.

“Otra afectación que fue documentada -afirmó Almeida- es a la fauna silvestre, en específico a los felinos que habitan en la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán, como el puma, jaguar, ocelote, tigrillo y jaguarundi, los cuales dieron positivo en plaguicidas como el glifosato, picloram, molinato y 2,4-D”.

Este hallazgo -precisó- fue documentado por los doctores Irma Ruan Tejeda y Juan Pablo Esparza, investigadores del Centro Universitario de la Costa Sur, de la Universidad de Guadalajara, tras la recolecta de 51 muestras de excretas en la zona de Las Joyas.

Por lo anterior, solicitó explícitamente la actuación urgente y coordinada de las secretarías de Salud, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Agricultura y Desarrollo Rural, y del Trabajo y Previsión Social, así como de sus contrapartes jaliscienses y municipales, para aplicar las leyes y normas pertinentes con el fin de restituir la salud y salvaguardar la salud de los infantes, población en general y el medio ambiente.