COMPARTIR

27 total views, 1 views today

Luego de la solicitud que hicieron legisladores de todos los grupos políticos en el Senado de la República para destituir a José Manuel Mireles Valverde como subdelegado del ISSSTE, la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) reitera su demanda sobre la renuncia del funcionario, por sus comentarios machistas y actitudes misóginas en contra de las mujeres en el Estado de Michoacán.

La dirigente nacional Estephany Santiago, aseveró que el Presidente de la República debe acatar las disposiciones de Congreso de la Unión y no defender a Mireles Valverde al decir que “está dispuesto a informarse sobre cómo hacer a un lado el machismo”.

Consideró inadmisible que el Gobierno Federal cuente con funcionarios que discriminan a la mujer, y que Andrés Manuel López Obrador sea partidario de otorgar perdón a corruptos y misóginos, parece ser que está haciendo oídos sordos a la demanda y exigencia de todas las mujeres que ya han alzado la voz.

“Si no renuncia Mireles es muestra de que no hay compromiso con las mujeres de parte del gobierno federal de prevenir y erradicar cualquier tipo de violencia, al contrario, se le está solapando dejando pasar dos acciones inadmisibles y dichos que violentan a las mujeres”, subrayó.

En tanto, la dirigente nacional, Karen Quiroga confió en que el presidente no meta las manos en el tema Mireles para protegerlo como en el caso de Bartlet y que su salida del ISSSTE se concrete en las próximas horas. Sin embargo, recomendó al ex líder de las autodefensas tome un curso de equidad de género aun cuando deje de ser servidor público.

Enfatizó que este instituto político, desde su fundación, es y seguirá siendo un aliado en la agenda de los derechos de la mujer mexicana en todos los ámbitos de la sociedad, para que tengan las mismas oportunidades, con equidad y justicia. Se han impulsado acciones y leyes a su favor, como paridad de género y el derecho a decidir libremente sobre su cuerpo.

Finalmente, la dirigente nacional Adriana Díaz reiteró que con un «perdón» no se resuelve nada y mencionó que los institutos de salud de todo el país se han visto rebasados en sus capacidades y este tipo de comportamiento hacia los derechohabientes no se abona ni da soluciones, por el contrario, si el gobierno de López Obrador lo tolera, “cómo vamos a combatir la violencia de género”.

Agregó que el PRD no pasará por alto actitudes discriminatorias de funcionarios públicos que deben estar al servicio de la población y seguirán trabajando por el desarrollo de políticas públicas feministas incluyentes, así como desterrar la violencia contra las mujeres.