COMPARTIR

60 total views, 1 views today

Ocho años es poco para un objetivo tan grande. Felicidades.

La vieja burocracia senatorial tiene muchos datos.

Desde aquellos tiempos del partido único, cuando la voluntad presidencial se reflejaba en leyes y reformas conforme los designios supremos.
Presidencia de la República enviaba cualquier iniciativa, cualquier solicitud, y sin mayor trámite se le aprobaba o autorizaba.

Fue hasta 2000.

A partir de entonces hubo un Poder Legislativo dividido y Diego Fernández de Cevallos, cabeza senatorial del partido gobernante, negociaba con los opositores.

Como con su contraparte priísta Enrique Jackson, valladar en muchas decisiones y sobre todo la pretensión de Vicente Fox de viajar por el mundo sin control alguno.

Los permisos senatoriales fueron un dique a esos intentos, al grado de encontrar en Fernández de Cevallos un apoyo singular:

-Yo no estaría de acuerdo en un Presidente tan sueltito, y menos en este caso -declaró el panista en una ocasión, 2001.

LA OPOSICIÓN SE LE RINDE

Con del tiempo las circunstancias cambiaron.

En las dos Legislaturas pasadas se atribuía al priísta Emilio Gamboa todos los poderes, lo mismo en marteria administrativa como en negociaciones y parlamentarias.

El cambio de régimen trajo sustitución de nombres, no de prácticas.

El turno es para el coordinador del gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ricardo Monreal Avila, quien ha dado muchas muestras de su poder.

Larga sería la lista de votaciones y nombramientos conseguidos en el primer año de la actual Legislatura a pesar de ser polémicos e ir con pronósticos adversos.

Hoy todas las bancadas lo confiesan:

-Su poder es infinito. Consigue apoyos de todas los grupos parlamentrarios.

-¿Mediante corrupción? -pregunto.

-No necesariamente, Cautiva, convence.

Lo mismo opina Jesús Zambrano, cabeza de Los Chuchos perredistas y sin duda uno de los principales observadores políticos.

Debe ser cierto, pues sorprende la facilidad con la cual se sacudió a Martí Batres, primer presidente nacional de Morena y quien quiso reelegirse como presidente del Senado.

¿Por qué anotamos estos datos?

Porque Monreal va con el viento a favor en la búsqueda de asuntos caros al régimen: revocación del mandato, consulta popular y hasta elección de nuevo ministro de la Corte.

El zacatecano tiene la fórmula…

Pero, ojo: también se le vigila donde usted ya sabe.

CRISIS EN EL PERIODISMO

1.- El gremio periodístico, quién lo duda, enfrenta vientos políticos y laborales adversos.

Por eso es de destacar el octavo aniversario de 24 HORAS, un diario de libertad y proyecciones crecientes en plazas, circulación e influencia.

Somos privilegiados.

Otros medios viven horas aciagas y multiplicado es el número de compañeros en busca de empleo.

Nuestra solidaridad con todos, los golpeados por la crisis, y nuestros parabienes a quienes se fortalecen.

Y 2.- en la agencia gubernamental Notimex, oficialmente llamada de Estado, el panorama no es favorable para todo su personal.

Algunos de ellos fueron despedidos y obligaron a intervenir a Andrés Manuel López Obrador.

Los sobrevivientes enfrentan la disyuntiva de plegarse a nuevas condiciones laborales, inclusive un sindicato ad hoc, o el desempleo.

Esto les cambiará la vida: nuevos términos contractuales si aceptan o ir al abismo en una economía comprimida.