COMPARTIR

28 total views, 1 views today

Pese a la constante negación del Ejecutivo Federal de admitir que las finanzas nacionales van a la baja y su obstinación en mantener un discurso que evita que los mexicanos conozcan de primera mano la realidad que atraviesa el país, funcionarios de su propio gobierno advierten de una posible recesión que impactará en mayor desempleo, incluso para profesionistas, alertó la diputada Mónica Almeida López.

Citó declaraciones del Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien compartió que México se debe preparar ante una posible recesión, resultado de la desaceleración de 15.2 por ciento de la inversión física federal en relación con el año previo, debido a los subejercicios de la actual administración.

Almeida López señaló que la política económica actual no da muestras de mejorar y, por el contrario, se comienzan a dar por acertados los pronósticos negativos respecto de la economía nacional y los efectos de malas decisiones están ya repercutiendo en toda la sociedad.

Actualmente –dijo- en México hay más de nueve millones de personas con licenciatura y hasta maestría que no tienen un trabajo bien pagado y viven en condiciones de pobreza, esto debido a la falta de oportunidades y desaceleración económica actual.

Adjudicó la falta de oportunidades para los jóvenes profesionistas al “nulo dinamismo empresarial, comercial y de inversión, que ha provocado que muchos profesionistas que ganaban más de 13 mil pesos mensuales fueran despedidos para contratar a otros con un sueldo de uno o dos salarios mínimos”.

Añadió que la tasa de desempleo tiene un crecimiento exponencial en este año y que los trabajos existentes son mal pagados.

Además, según datos de la encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 15 millones de jóvenes de 15 a 29 años de edad ya realizan una actividad económica.

De éstos, el 33% tienen licenciatura y 8% tiene posgrado. La gran mayoría gana menos de cinco mil 300 pesos mensuales, lo que en pocas palabras significa que el 41% de los jóvenes menores de 30 años viven en condición de pobreza.

La legisladora propone re orientar la política social en el país, ya que la actual fórmula que el gobierno ejecuta para reducir la pobreza y el funcionamiento de los programas que buscan atender a grupos vulnerables no muestran señales de mejoramiento social, sino un mecanismo para mantener al electorado de su lado.

Por otro lado, externó que las decisiones del actual gobierno recaen en el asistencialismo negativo, ya que de manera superficial y temporal se está buscando mejorar las condiciones de vida de los mexicanos y no las capacidades, oportunidades y derechos de las personas.