COMPARTIR

33 total views, 1 views today

En el Salón de Plenos de la Cámara de Diputados, el Parlamento Juvenil Consultivo 2019 señaló la importancia de establecer en la ley las condiciones necesarias para que los jóvenes participen de manera activa en la toma de decisiones públicas.

Los integrantes del parlamento presentaron planteamientos que constituirán la ley general en la materia. Principalmente, se pronunciaron por abrir espacios para que los 38 millones de jóvenes del país sean representados de forma justa.

En la sesión, llevada a cabo este domingo, la asamblea aprobó de manera simbólica, un punto de acuerdo de urgente resolución, en el cual exhorta al Senado de la República a ratificar la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes.

Al referirse al asunto, la parlamentaria juvenil Alma Cabrera Vázquez consideró indispensable que México forme parte de este acuerdo, porque permitiría implantar políticas que favorezcan a las nuevas generaciones.

El joven Jesús Barraza López preguntó ¿qué se espera para ratificar la convención, porque no buscamos un trato especial, sino el respeto a los derechos fundamentales?

En su turno, Kevin García Vázquez dijo que se debe firmar el acuerdo, para que “de punta a punta, en todo el país, sean salvaguardadas las garantías de la juventud”.

Yamid Adrián Díaz Cassal consideró que ese instrumento es clave para respaldar a los jóvenes en materia social, cultural y educativa, e instó a atender el tema.

La parlamentaria Carolina Santos Segundo dijo que la juventud tiene que ser escuchada, pero principalmente se debe respaldar a las comunidades rezagadas como las indígenas; por ello, llamó a avalar la convención.

Desde la tribuna del Pleno, el parlamentario juvenil David Padilla Mendoza, representante de la Primera Comisión, mencionó que en la actualidad sólo hay 24 diputados jóvenes en al ámbito federal, para representar a dicha población que alcanza más de 30 millones en el país. La propuesta es que en la ley se garantice mayor porcentaje de participación en los espacios de decisiones públicas, ya sea por medio de consejos consultivos y/o puestos de elección popular.

De la Segunda Comisión, Juan Manuel Jiménez Gómez estimó que la ley general de juventudes es una oportunidad para respaldar a esta población. Es importante que se establezcan derechos a la educación, acceso a vivienda e impulso a quienes viven en zonas rurales.

Luis Ángel Bañuelos Gil, de la Tercera Comisión, dijo que en el proyecto de ley debe asegurarse la salud y los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes. Además, es importante llevar ese ordenamiento legal a lenguajes incluyentes como el Braille.

Agustín González Márquez, de la Cuarta Comisión, consideró que los jóvenes son un sector poblacional fracturado, pero “hay que luchar por nuestros intereses, porque somos el hoy pero, sobre todo, el mañana de la nación”. Planteó crear una comisión ciudadana juvenil apartidista e imparcial, pero la asamblea no respaldó la moción.

De la Quinta Comisión, Rubí Márquez Alonso refirió que en la ley debe fijarse que el 30 por ciento de las candidaturas a puestos de elección federal y locales, sean para personas de hasta 29 años de edad y se tome en cuenta la igualdad de género.

De la Sexta Comisión, María Isabel García Ruiz indicó que es necesario asegurar que en la ley se vele por los derechos humanos de toda la ciudadanía joven del país, al ser la tercera parte del total de habitantes.

Flor Pérez Pineda, de la Séptima Comisión, se pronunció por integrar a los jóvenes de todas las entidades del país. Agregó que se deben estipular en la norma los mecanismos que sirvan para transparentar los recursos destinados al apoyo de este sector poblacional.

Luis Enrique Vargas, de la Octava Comisión, se pronunció por incluir el derecho a la salud y al libre ejercicio de la sexualidad. “No podemos estar rezagados en este tema que es esencial para la juventud. Las instituciones gubernamentales tienen que trabajar para apoyarnos”.

Posteriormente, al abordar asuntos generales, los jóvenes parlamentarios se refirieron a temas de interés para ellos, tales como inclusión, no discriminación, impulso a comunidades originarias y respeto a sus derechos políticos.

Finalmente, la asamblea puesta de pie entonó el Himno Nacional y se levantó la sesión.

Previamente, durante las mesas de trabajo se ofreció a los parlamentarios juveniles una ponencia sobre la participación de esta población en la política, por parte del director de Educación Cívica del Instituto Nacional Electoral, Francisco González Camarena, quien detalló que previo a las elecciones de 2018, se realizó una encuesta que arrojó que el 57 por ciento de los jóvenes del país está poco interesado y el 33 por ciento nada, en temas políticos.

Habló sobre los entornos confiables en los que los jóvenes discuten sobre política. Precisó que la familia, amistades y la televisión son los tres rubros con mayor credibilidad para esta población, no así las redes sociales.

Por su parte, la subdirectora de Información y Gestión del Conocimiento del INE, Diana Carolina Ortiz Gutiérrez destacó que a partir de los 20 años de edad las personas tienen un “desencanto” por la participación política.

“Los millennials no han rebasado la media de participación. Sin embargo, es importante votar, porque es un incentivo para que los políticos atiendan sus necesidades”, añadió.