COMPARTIR

33 total views, 2 views today

La bancada del PRD en San Lázaro demandan a autoridades de la Ciudad de México y del Sistema de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) investigar a la brevedad el presunto maltrato infantil en el orfanato de Tenayo 128, colonia Tepeyac Insurgentes, pues videos y personas testimonia desgarradores gritos infantiles provenientes de su interior.

Encabezada por su coordinadora, Verónica Juárez Piña, la bancada del Partido Sol Azteca también solicitó la intervención de la Cámara de Diputados en este caso a fin de hacer valer la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, así como otras normas aplicables, de modo que esas autoridades intervengan de inmediato y protejan la integridad de las probables víctimas.

Propuso a este órgano legislativo, para tal efecto, un acuerdo para dirigir un exhorto a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes y de la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes –ambos de la Ciudad de México- para investigar estos hechos y actuar como corresponda.

Los diputados José Guadalupe Aguilera, Abril Alcalá, Guadalupe Almaguer, Mónica Almeida, Mónica Bautista, Alejandra Esparza, Raymundo García, Antonio Ortega, Claudia Reyes y Azucena Rodríguez refirieron que apenas el pasado 13 de abril se difundió un video en redes sociales en el cual se escuchan a niños clamando por ayuda desde el interior del orfanato.

Dicho centro, ubicado en la referida colonia de la Alcaldía Gustavo A. Madero, aparentemente es administrado por alguna orden religiosa y, de acuerdo con algunos testimonios, ya son varias las ocasiones en que se escuchan súplicas de ayuda provenientes de su interior.

Vecinos del lugar han solicitado investigar el origen y la causa de tales gritos, pero hasta el momento es inexistente la información oficial sobre el trato que reciben los menores y sobre la supervisión que alguna autoridad haya hecho.

Los legisladores perredistas recordaron que la ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes –vigente desde diciembre de 2014- obliga a autoridades de los tres órdenes de gobierno a proteger la integridad física y psicológica de este sector, así como a promover la recuperación y restitución de sus derechos cuando sean vulnerados.

Dicha ley –agregaron los congresistas- también estipula obligaciones para quienes tengan a su cuidado a infantes y adolescentes a fin de protegerlos de violencia y otras conductas que atenten contra sus derechos.

Recordaron que con este propósito se creó el SIPINNA y que la citada Ley General es una herramienta fundamental para hacer cumplir el mandato de tratar a niñas, niños y adolescentes como sujetos titulares de derechos.

Por lo anterior, propusieron rediseñar y reforzar la protección a las víctimas de la violencia en todas sus formas. Consideraron indispensable fortalecer la coordinación entre los tres niveles de gobierno, de modo que se obtengan los mejores resultados.