COMPARTIR

30 total views, 2 views today

Los municipios en México son secuestrables porque no hay representación de los tres poderes y porque las autoridades son puestas por los grupos delictivos, afirmó Adrián LeBarón Soto en entrevista con Notimex.

“Pues claro, ese es el problema de nuestra sierra; por eso la raíz tiene que ser en edificar el municipio, y el crimen organizado no quiere que yo le siga promoviendo a esta idea, porque ahí es donde están fuertes: en que pueden secuestrar municipios… ¿tú porque crees que pueden secuestrar municipios?, ¿por qué? ¡Porque están secuestrables, mija! Por eso los secuestran, están secuestrables el 100%”, enfatizó.

LeBarón Soto pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador que se empiece en Bavispe, Sonora o en Galeana, Chihuahua un programa que se llame Municipio en Paz, donde haya representación de los tres poderes de gobierno y que se reforme la ley.

“Porque estoy empujando que esta ley pase, aunque a mucha gente le pueda afectar. ¿Cuál ley?, que el municipio tenga las cuatro patas, el ejecutivo, el ministerio, el juez de la paz y que el director de seguridad pública sea de elección popular y lo podamos quitar el pueblo”, exigió.

La reforma que solicitan es que haya revocación de mandato y reelección, para quien dé resultado se quede y el que no, se vaya del cargo.

México trae el mismo dolor

“Sentí que la situación los rebasa”, dijo Adrián LeBarón al mencionar que durante la reunión el lunes pasado, con el presidente Andrés Manuel López Obrador y con el canciller Marcelo Ebrard, tuvo la percepción de que las condiciones de inseguridad que atraviesa el país requieren el apoyo de todos.

“A mí me hicieron sentir que este problema los rebasa a ellos, yo siento que el presidente necesita tanto la cooperación del ciudadano que está pidiendo a gritos que le ayudemos, así lo siento”, dijo al añadir “seríamos unos irresponsables, de haberlo elegido y que haya ganado si no tomamos nuestra propia responsabilidad como ciudadanos…”.

Al rechazar el término “vendepatrias” con el que los han calificado después de la marcha del pasado domingo, Adrián LeBarón aseguró que tener doble nacionalidad “los hace más mexicanos y más ciudadanos del mundo”.

“Me vengo a esta urbe cada vez que me pasa algo, porque allá no te das a notar. Entonces, fíjate, me importó mucho la marcha porque nosotros no queríamos ir a algo caótico, muchos me aconsejaron no ir, pero decidimos tomar el riesgo y creo que fue a nuestro favor. Porque encontramos que México sí trae el mismo dolor que traemos nosotros”, dijo convencido.

Añadió que la reunión que finalmente se dio este lunes con las autoridades federales la estuvieron solicitando durante mucho tiempo.

“Llevo 10 años peleando esta oportunidad, porque yo tengo muy claro lo que necesitamos en el municipio, y lo más triste es que me costó mucho, me costó demasiado tener la oportunidad de proponer estas ideas”, dijo lamentando la masacre ocurrida hace un mes donde asesinaron a parte de su familia.

Adrián LeBarón nació un Gómez Farías, Chihuahua, “a tres municipios de donde radico ahora, hacia la sierra. Y es uno de los lugares más secuestrados, ahí sí me da miedo meterme y ahí sí es tierra de nadie. Ahí había muchos Sotos, yo soy LeBarón Soto, ya no hay ni uno. Tengo una tía cieguita y sordita y un primo. Todo mundo se va, esos pueblos están abandonados”, puntualizó.

Mencionó que el secuestro de municipios por grupos delictivos es evidente, como sucedió en Bavispe, Sonora, que “cuando se plantó el ejército, el 70 por ciento de la gente abandonó el pueblo, ¿por qué se irían?”, dijo al aludir a la colusión de los habitantes con el crimen organizado.

“Queremos un parque nacional”

Para LeBarón Soto la zona donde fueron masacrados tres mujeres y seis niños indefensos debe convertirse en un parque nacional.

“Pues ahorita algo que estoy proponiendo es que, ahí se llama el Cañón del Púlpito y esa carreterita… en 1959 siendo López Mateos presidente, inauguró lo que se llama el “Espinazo del diablo” que unía a México con el pacífico, si no, te tenías que ir por tierra, ¿y sabes por dónde te ibas a Sonora en 1958?, por ahí”, relata refiriéndose a la brecha donde fue asesinada su hija y la que los pobladores de La Mora circulan para llegar a Chihuahua.

“Por ahí pasó Orozco, por ahí pasaron todos la Revolución Mexicana, ese era el único camino, históricamente lo han mantenido igual. Nosotros, mi padre, toda su vida cruzó por ese cañón, yo quiero que El Púlpito sea un parque nacional en memoria de los 17 acribillados. Lo he estado planteando en los medios, la gente de Sonora escuchó mi petición, y se lo peticioné al presidente, lo apuntaron”, dice.

Indicó que ello mantendría la memoria de un hecho violento que afectó a familias de la región.

“Y porque es una manera de enseñarle al mundo que sí les interesa hacer algo, porque si esa región no la recupera la nación y el mundo, a lo mejor toda la vida va a estar secuestrada y tú jamás vas a poder volver a ir a pizcar chiltepín, o la tunita”, sostuvo convencido.

“Esto fue un crimen contra la humanidad. Si hubiera habido un hombre en esta masacre a lo mejor no tendría la misma connotación. Pero fueron tres mujeres, que daban pecho, y sus hijos acribillados, caray”.

Adrián LeBarón desde el cuatro de noviembre no puede trabajar, acostumbrado al trabajo físico, no ha podido incorporarse a sus labores desde que mataron a su familia, ahora está devastado por la pérdida de nueve miembros de su comunidad, pero dispuesto a seguir luchando.

¿Qué mensaje se envía al pueblo de México?

“Pónganse en la lista, mexicanos, pónganse en la lista de desear rescatar su municipio, porque ahí yo sí estoy puesto en ayudarles”, ofreció.

NTX