COMPARTIR

51 total views, 2 views today

La LXIV Legislatura, la Legislatura de la Paridad, rinde buenas cuentas a las mujeres, porque aprobó reformas legales históricas en temas que no se consiguieron en más de 20 años, estableció la legisladora Erika Sánchez Martínez, al sumarse en nombre del Grupo Parlamentario del PRI a la propuesta colectiva de la Cámara de Diputados, para convocar a dos parlamentos: uno nacional y otro internacional, a fin de nutrir y divulgar la agenda legislativa en materia de igualdad sustantiva.

Ambos parlamentos, se realizarían en el 2020, en el mes de marzo, en razón de que en ese mes se conmemora el Día Internacional de la Mujer, la lucha de las féminas por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y por su desarrollo íntegro como persona.

La diputada federal del PRI advirtió que el reto, a pesar de los pasos agigantados en los temas de equidad e igualdad, radica en cerrar pinzas jurídicas, es decir, que las acciones u omisiones que son considerados delitos tengan asignadas penas o sanciones, “llevar esa igualdad formal a la penal, y que esas sanciones penales eviten la impunidad en cualquier caso que involucre la violencia contra las mujeres”, dijo.

“La Legislatura de la Paridad debe aprovechar los acuerdos que existen en la agenda de género a fin de concluir otras reformas y asegurar que dentro del presupuesto de egresos federal, se destinen recursos suficientes para el empoderamiento económico de las mujeres, no más recortes a programas que atienden el desarrollo integral o protegen a las mujeres de la violencia”.

Sánchez Martínez recordó que al aprobar, el pasado mes de marzo, la reforma a nueve artículos Constitucionales, en materia de igualdad y paridad de género, se fortalecieron los derechos políticos de las mujeres, pero también, se colocó a México a la vanguardia internacional en este tipo de legislación.

Esta posición, estimó, nos permite convocar a parlamentarias de todo el mundo para compartir experiencias y retroalimentarnos de nuevas propuestas; los temas de paridad de género no tienen que ver con partidos políticos, es únicamente la defensa de derechos humanos, concluyó.