COMPARTIR

47 total views, 1 views today

El presidente Andrés Manuel López Obrador y gobernadores de diversos estados analizan la puesta en marcha del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que algunos mandatarios se niegan a aceptar mientras otros esperan conocerlo a detalle.

Entrevistados a su llegada a Palacio Nacional, diversos gobernadores expresaron su punto de vista sobre la nueva política en materia de salud que se impulsa desde el Gobierno Federal.

Jaime Bonilla, gobernador de Baja California, expresó que aunque aún no firma el convenio está dispuesto que su entidad trabaje con el Insabi, pues «hay voluntad de que salga adelante» y se busca garantizar la salud a personas que padecen enfermedades costosas, como cáncer.

La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, explicó que aún valora si firma o no el convenio. «En eso estoy», dijo.

Mientras el titular del Ejecutivo en Durango, José Rosas Aispuro, indicó que si beneficia a la población que gobierna estaría dispuesto a firmarlo.

«Si es para bien de la salud de los durangueses voy a entrarle, lo estoy revisando, pero lo haré con toda seriedad y toda responsabilidad. El compromiso es sumar esfuerzos con el gobierno del presidente Andrés Manuel», manifestó.

Para el mandatario de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, es importante que se conozcan las reglas de operación del Insabi antes de firmarlo. «Tenemos que saber cuáles son la reglas, aún no tenemos las reglas detalladas, sabemos cuáles son los propósitos, los objetivos, pero necesitamos conocer el detalle de las reglas”, afirmó.

En tanto, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, reiteró su postura de no firmar el convenio con el Insabi, aunque dijo que él junto con otros gobernadores están en la disposición de garantizar la gratuidad de los servicios de salud pero con reglas claras.

NTX