COMPARTIR

46 total views, 1 views today

• Advierte que su inoperancia e ineficacia contribuyó al aumento alarmante de este fenómeno en los últimos años

• Se han suscitado casos inenarrables que pueden y deben evitarse con una acción más eficaz de los tres niveles y órdenes de gobierno

Con objeto de parar y revertir el alarmante aumento de violencia intrafamiliar, cuyas principales víctimas son niñas, niños, mujeres y ancianos, la diputada Verónica Juárez Piña exhortó a los diversos niveles y órdenes de gobierno a adoptar medidas preventivas, pues su inoperancia e ineficacia ante este problema contribuye a perpetuarlo y acrecentarlo.

Su exhorto lo dirigió especialmente a las secretarías de Gobernación, Salud y Educación, pero también a toda autoridad pertinente para contribuir a erradicar este fenómeno, del cual se han suscitado casos inenarrables en días recientes, como el asesinado y desollamiento de una joven en la alcaldía Gustavo A. Madero y el de una niña en Tabasco que mató a su padre con un hacha al defender a su madre.

La también coordinadora del GPPRD en la Cámara de Diputados solicitó a este órgano legislativo su respaldo al requerimiento, pues claramente se incumplen las leyes que ha emitido para proteger a los sectores más vulnerables, como la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Para ilustrar el alarmante aumento de la violencia intrafamiliar que sobre todo daña a estos grupos de la población, refirió que mientras en 2015 se denunciaban en promedio cada hora 15 casos, en 2019 fueron más de 23, es decir, un 60% más.

De acuerdo con información publicada en medios de comunicación –precisó-, las entidades con mayor incidencia de este delito en el 2019 fueron Ciudad de México con 7 mil 622 carpetas de investigación, Nuevo León con 4 mil 589; y Guanajuato con 3 mil 633.

Otras cifras sobre el tema indican que, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero de 2015 y agosto del 2019 se ha registrado un total de 764 mil 951 denuncias por el delito de violencia familiar.

Asimismo, hay un registro de 113 mil 59 por el delito de incumplimiento de responsabilidades de asistencia familiar y un total de 48 mil 970 casos por “otros delitos contra la familia”.

La legisladora por Jalisco advirtió que la violencia doméstica es factor determinante para el aumento de otros delitos y la deserción escolar. Se manifiesta de distintas formas, como daños a la integridad física y al patrimonio, así como gritos, insultos, amenazas, prohibiciones e intimidación.

También se cuentan las agresiones sexuales y las acciones que afecten la economía de la víctima a través de limitaciones encaminadas a controlar sus percepciones económicas y vulnerar el derecho de las mujeres a decidir libre y voluntariamente sobre su función reproductiva.

“La violencia familiar es un problema social de grandes dimensiones. Sus consecuencias ponen en riesgo la salud e incluso la vida de grupos de población más vulnerables en función de su sexo, edad y condiciones físicas: mujeres, niñas, niños, ancianas, ancianos y personas discapacitadas”, denunció.

Agregó que esta violencia es ejercida en la mayoría de casos por hombres en contra de mujeres y niñas. “Para las mujeres, dar la cara y enfrentar la violencia tampoco es fácil. La ignorancia, la vergüenza, y la ausencia o ineficacia de las respuestas institucionales son algunos de los múltiples obstáculos que perpetúan la violencia que forma parte de su vida cotidiana”.

Por lo anterior consideró de suma importancia reforzar todas las medidas necesarias para prevenir, evitar y erradicar esta violencia, como la difusión de campañas de concientización y prevención en medios de comunicación.