COMPARTIR

68 total views, 3 views today

• La propuesta del PAN permitiría al Gobierno de AMLO disponer de un fondo aproximado de 400 mil millones de pesos.

• De ser necesario se deben cancelar todos los proyectos faraónicos de esta administración: Dip. Carlos Castaños.

El Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados, en línea con el CEN del PAN, advirtió que la pandemia del coronavirus y la inminente recesión económica ha encendido focos rojos en el país y por ello, propone un Plan de Contingencia que permitiría disponer de un fondo aproximado de 400 mil millones de pesos para mitigar el impacto financiero, evitar la pérdida de empleos e incentivar el mercado interno.

El subcoordinador de Difusión y Mensaje del Grupo Parlamentario, Carlos Castaños Valenzuela, explicó que Acción Nacional está proponiendo enfrentar esta crisis sin recurrir a contratación de deuda y, de ser necesario, se deben cancelar todos los proyectos faraónicos de esta administración, que únicamente están frenando el desarrollo del país.

Al refrendar el compromiso de los legisladores con México, señaló que las empresas se verán afectadas, pero sobre todo el bolsillo de los mexicanos, debido a la difícil situación que estamos enfrentado en materia de salud y financiera, resultado de las malas decisiones de la presente administración, aunado a la caída de los precios del petróleo, la depreciación del peso y el Covid-19.

Para proteger la economía de las familias, agregó, se debe implementar un auténtico plan de infraestructura y de inversión productiva para reactivar la economía, generar utilidades y crear empleo para la gente; agilizar las compras gubernamentales y un plan energético, basado en energías limpias para disminuir paulatinamente nuestra dependencia financiera de los hidrocarburos.

En el plan económico de Acción Nacional, destacó, se apega a la austeridad republicana que tanto pregona el presidente Andrés Manuel López Obrador y propone:

• Implementar un seguro temporal de desempleo, para las personas que por la crisis económica sean desprendidos de su fuente de trabajo.

• Legislar en materia de teletrabajo, para permitir a los trabajadores laborar desde sus domicilios, brindándoles certidumbre respecto de sus salarios y responsabilidades.

• Establecer un programa temporal de suficiencia medicinal y alimentaria, para que las familias en situación de vulnerabilidad reciban un apoyo económico que los ayude a satisfacer estas

necesidades.

• Crear un programa de empleo temporal para mitigar el desempleo.

• Créditos gubernamentales para Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), con interés cero para su recuperación y estabilización económica.

• Cancelar la construcción de la “Refinería de Dos Bocas”, ya que podríamos destinar los 170 mil millones de pesos del costo de su construcción, a la atención de los enfermos de coronavirus,

además de sostener en gran medida el plan de contingencia que proponemos. Es absurdo seguir invirtiendo en este proyecto, ante la caída de los precios de petróleo, las pérdidas

millonarias de PEMEX y la transición del mundo hacia las energías verdes.

• La cancelación del “Tren Maya”, lo cual generaría un fondo de 130 mil millones de pesos para combatir estar contingencia.

• Uso de 70 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros.

• Cancelación del programa sembrando vida, ya que ha sido un programa que no ha cumplido con las metas establecidas al principio de la administración. Esto nos permitirá disponer 25 mil

millones de pesos adicionales.

Castaños Valenzuela lamentó que el presidente Andrés Manuel López Obrador se niegue a dar incentivos a las empresas a pesar de que son un motor fundamental para el crecimiento económico; no obstante, Acción Nacional propone:

• Acelerar los procesos de devolución de impuestos, en particular del Impuesto al Valor Agregado.

• Suspender temporalmente los actos de fiscalización.

• Suspender durante la crisis los pagos provisionales de Impuesto Sobre la Renta, particularmente en el sector aéreo, turismo, logística y transporte; una vez superada la crisis, y

para acelerar la economía, proponemos la disminución del ISR a 21%.

• Reducir al 50% el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel.

• Incrementar la disponibilidad de financiamiento y acceso a créditos para las empresas, otorgados por Instituciones como Nacional Financiera, o el Banco Nacional de Comercio Exterior.

• Suspender temporalmente el cobro de derechos de luz y agua.

El diputado del PAN insistió en que el Gobierno Federal debe corregir el rumbo económico y enfrentar la crisis económica y de salud, sin recurrir a la contratación de deuda.