COMPARTIR

60 total views, 1 views today

El Presidente, Andrés Manuel López Obrador no se ha acercado a los dirigentes de partidos ni a las bancadas legislativas en busca de consensos: Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano

Reitera su llamado a lograr acuerdos no divisiones políticas y sociales

En 2017, Morena no se sumó y utilizó en sus campañas los recursos del fideicomiso que creó para damnificados del sismo

El Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados reprueba la nueva ofensiva del presidente Andrés Manuel López Obrador contra los partidos políticos que han sido críticos a su gestión durante la crisis del Covid-19, al amenazar con exhibirlos ante la opinión pública si no renuncian al 50 por ciento de su presupuesto en los tiempos de la pandemia.

Ante este intento de linchamiento mediático, hacemos las siguientes aclaraciones:

  1. No se pueden lograr acuerdos de forma unilateral e impositiva. El titular del Ejecutivo nunca se ha acercado a las dirigencias de los partidos políticos ni al Poder Legislativo en busca de consensos para enfrentar la emergencia sanitaria. Por ello, reiteramos el llamado a generar acuerdos y no más división y encono político y social.
  2. El partido en el gobierno no predica con el ejemplo. Tras el sismo de 2017, Movimiento Ciudadano fue la única organización política que destinó todo el presupuesto que le restaba de ese año (50 millones 998 mil pesos) a la ayuda de los afectados. En esos momentos de angustia, Morena ofreció donar parte de su presupuesto, pero no cumplió. En su lugar, creó un fideicomiso (ahora tan cuestionado) que lejos de ayudar a los damnificados, fue usado en beneficio de sus candidatos. Debido al empleo indebido de los recursos, el Instituto Nacional Electoral aplicó a Morena una multa por 197 millones de pesos.
  3. La transparencia no debe confundirse con exhibición política. El presidente de México decretó la desaparición de fideicomisos sin estructura orgánica ni mandatos con la intención de allegarse, según sus propias cifras, 250 mil millones de pesos. A esto hay que sumarle, que durante 2019 el Ejecutivo utilizó de forma discrecional 125 mil millones del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, por lo que para 2020 sólo se podrán utilizar 79 mil millones de pesos para hacer frente a la emergencia. Lo que debe garantizar el gobierno es la rendición de cuentas de esos recursos y que no se gasten en la opacidad, en lugar de llevar al paredón mediático a los partidos políticos.
  4. La exigencia desproporcionada no es una solución. El mandatario afirmó el pasado 31 de marzo en su conferencia matutina que su gobierno ha ahorrado 500 mil millones de pesos en el combate a la corrupción y que eso sería suficiente para enfrentar la crisis sanitaria; ahora le exige a los partidos que renuncien a la mitad de su presupuesto para enfrentar la pandemia. Esa cifra representa 2 mil 500 millones de pesos, es decir, apenas el 0.5 por ciento de lo que el Ejecutivo tiene tras su lucha a las corruptelas.
  5. Consensos sí y siempre. Movimiento Ciudadano ha insistido de forma reiterada en que tiene la mayor disposición en colaborar con el gobierno federal para abatir las consecuencias que dejará la pandemia, pero no se trata únicamente de arrebatarle el presupuesto a los partidos (el cual, por cierto, se destina en gran parte a la creación de fuentes de empleo), se debe abrir la discusión de un plan económico y fiscal que atienda las necesidades de todos los sectores productivos; de aligerar las cargas impositivas; de rescatar de la casi extinción a las micro, pequeñas y medianas empresas; de dar una tabla de salvación para los miles de empleados que se quedarán sin trabajo; de fortalecer la economía; de motivar el consumo interno ante la recesión internacional y principalmente, de robustecer nuestro sistema de salud.

Los temas son muchos y diversos, por ello, el Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano hace un nuevo exhorto al Ejecutivo federal a la generación de acuerdos con el más amplio consenso posible.