COMPARTIR

46 total views, 1 views today

  • Lamentable las contradicciones en el discurso de las funcionarias de la 4T quienes tienen en común no querer ver la grave situación que enfrentan las mujeres durante el confinamiento
  • Ejecutivo Federal debe recortar recursos a obras emblemáticas, así como a la promoción de su deporte favorito de lo contrario seguirá demostrando que las mujeres no somos su prioridad

Karen Quiroga Anguiano, dirigente nacional del PRD, lamentó que el Gobierno Federal pretenda quitar recursos para la atención de la violencia de género, pero no toque los destinados a promover el béisbol y la compra de estadios.

“Resulta grave y poco sensible que ahora nos digan que buscarán recursos con embajadas o en la Unión Europea, porque el mensaje de fondo es que el béisbol es más importante que la vida y la seguridad de miles de mexicanas”.

En entrevista, lamentó que mientras el gobierno quita recursos a programas, refugios y organizaciones que trabajan en favor de la mujer, haya pagado 511 millones 690 mil pesos para la compra del estadio de béisbol “Héctor Espino”, casa de “Los Naranjeros” de Hermosillo, Sonora.

“Ahora resulta que para el béisbol sí hay dinero y para las mujeres no, esto es una clara muestra de violencia, discriminación y misoginia que caracteriza a la 4T”, advirtió.

De igual manera condenó las contradicciones del gobierno sobre el tema. Por un lado, tenemos a la titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman reconocer que el confinamiento evidencía a la violencia de género como la segunda pandemia, y por el otro, la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), Candelaria Ochoa, diciendo que la violencia contra mujeres no ha escalado durante la cuarentena.

“Es lamentable el papel que las mujeres de la 4T están teniendo frente a este tema, pues se hacen cómplices de la ceguera de un gobierno machista que no oye, ni ayuda a las mujeres y sólo busca recortar recursos para atender el problema”.

En ese sentido, recordó que desde hace semanas el PRD ha solicitado la suspensión de proyectos como el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas o el Aeropuerto Santa Lucía, de donde se pueden obtener recursos para enfrentar la pandemia y la crisis que se avecina.

“Lo que vemos son actos desesperados de obtener recursos a costa de afectar programas y acciones importantes como es la vida de las mujeres, sin que nadie alce la voz y nosotras no podemos ser cómplices de eso”, insistió.

Quiroga Anguiano recordó que, de acuerdo con la Red Nacional de Refugios, entre más tiempo se extienda el confinamiento social más incrementarán las agresiones contra las mujeres; hasta el momento, cada hora 155 mujeres llaman al número telefónico 911 para solicitar apoyo tras sufrir un acto de violencia.

Por otro lado, recordó que, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en marzo, al inicio del confinamiento por la pandemia, se incrementaron en ocho por ciento los feminicidios y en promedio, fueron asesinadas 10 mujeres por día en el país.

“La propia titular de Inmujeres ha reconocido que el 91 por ciento de las víctimas no solicita apoyo ni denuncia, lo que no significa que los hechos ocurran”, indicó.

Ante este panorama, la dirigente perredista agregó que, por el contrario el gobierno no dice nada sobre recortar el presupuesto para mantener la Oficina de Probeis, cuyo propósito es diseñar y ejecutar el plan nacional de promoción y desarrollo del béisbol en México en los próximos seis años, tarea para la cual deberá contratar consultores, asesores y expertos que elaborarán programas estratégicos deportivos e ideas innovadoras.

Le preguntamos al Ejecutivo federal, cuánto dinero piensa reducir a sus caprichos o si los mantendrá aún a costa de la seguridad, atención y vida de miles de mujeres.