COMPARTIR

117 total views, 1 views today

El ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, dijo que Washington se había infectado con un virus político que aprovecha todas las ocasiones par atacar y difamar a China.

La tensión entre China y Estados Unidos sube cada día y así lo ha puesto de manifiesto hoy el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, quien acusó a Washington de estar llevando las relaciones entre las dos principales potencias mundiales «al borde de una nueva guerra fría».

Si las relaciones eran ya espinosas antes de la pandemia a causa de la guerra comercial -agravada por la lucha por la supremacía tecnológica-, no han dejado de deteriorarse tras la aparición del coronavirus, cuyos primeros casos se detectaron en China y que ha causado ya casi cien mil muertos en Estados Unidos.

Las arremetidas del presidente norteamericano, Donald Trump, que esta semana llegó a aseverar que fue «la incompetencia de China lo que provocó esta masiva matanza mundial» llevaron hoy al canciller chino a afirmar que en Estados Unidos, además del covid-19, se propaga «un virus político».

«Este virus político es el empleo de cada oportunidad para atacar y desprestigiar a China.

Algunos políticos menosprecian completamente los hechos fundamentales y han fabricado demasiadas mentiras apuntando a China y urdido demasiadas conspiraciones», afirmó Wang en una rueda de prensa con motivo de la reunión anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP), la cumbre política del año en el gigante asiático.

MILENIO