COMPARTIR

177 total views, 1 views today

·        En las últimas semanas ha crecido la inconformidad y reclamo de autoridades locales, obligadas a utilizar recursos de programas y servicios públicos para atender la emergencia sanitaria. Piden apoyo de la federación, cita

·        La propuesta para la Convención Hacendaria fue detenida y cancelada en la Cámara de Diputados, serviría para revisar el Pacto Fiscal, las fórmulas de distribución de los recursos, responsabilidades de los tres niveles de gobierno en el cobro y ejercicio de impuestos; y una distribución más justa de los mismos en el país, expone

·        El PRD propone 40% de los ingresos fiscales a estados y municipios (25% estados-15% municipios). Actualmente se distribuye 20% (12% estados, 8% municipios).

 
Antonio Ortega Martínez, secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados e integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática aseguró que la organización de una Convención Nacional Hacendaria que serviría para revisar el Pacto Fiscal -actualmente cuestionado por gobiernos de diversos estados ante la crisis económica que enfrentan- se encuentra detenida y cancelada en este recinto porque el Presidente Andrés Manuel López Obrador no quiere enfrentar los reclamos de un bloque crítico de mandatarios.
 
El también integrante de la Comisión de Presupuesto en esta soberanía explicó que, en las últimas semanas, han crecido la inconformidad de autoridades locales que – para atender la crisis sanitaria del Covid19- se vieron obligadas a utilizar los recursos que tenían destinados a otros programas y servicios públicos locales, y ahora piden a la federación que les destine recursos complementarios para subsanar el déficit presupuestal.
 
Manifestó que para presionar al gobierno, han surgido voces de gobernadores que llaman romper el Pacto Federal. Lo cierto –añadió- es que este reclamo se queda ahí, pues no hay elementos políticos para pensar que tienen condiciones para salirse.
 
Lo cierto –agregó- es que desde 1980 cuando se estableció la Ley de Coordinación Fiscal, las entidades federativas y municipios prácticamente renunciaron a ejercer una política fiscal, potestades que les permitieran recaudar y, en cambio, aceptaron recibir un porcentaje (20 puntos) de una recaudación nacional y federal (12 por ciento a estados y 8 por ciento a municipios).
 
“Y si a ese déficit, dijo, sumamos la discrecionalidad con la que el Ejecutivo –a través de la Secretaría de Hacienda- ejerce los recursos, podemos ver que se deja a los estados y municipios en la indefensión absoluta. La recaudación, los ingresos federales son insuficientes frente al gasto y las necesidades que permanentemente los ciudadanos están reclamando”, apuntó.
 
La recaudación, agregó el perredista, ha sufrido modificaciones sustanciales importantes y el reparto también se ha quedado por debajo de las necesidades y, sin duda, es necesaria una visión más equitativa, por lo que el PRD propone un Fondo de Participaciones de 40 por ciento (25 por ciento a estados y 15 por ciento a municipios).
 
Dijo que aun cuando se planteó ya la necesidad de realizar la Convención Nacional Hacendaria, todo quedó en la “congeladora” porque el Presidente no está dispuesto a atender los reclamos de los estados y municipios.
 
Resulta inexplicable que esté detenida en la Cámara de Diputados, la intención de convocar a una nueva Convención Nacional Hacendaria para revisar el Pacto Fiscal, las fórmulas de distribución de los recursos, las responsabilidades que deberían tener todos los niveles de gobierno en la contribución para cumplir obligaciones y cobrar impuestos; y –desde luego- para hacer una distribución mucho más justa de los recursos fiscales; expresó.
 
“Actualmente, esta idea está cancelada. El Presidente de la República no la quiere realizar, sabe que el destino final será armar un gran bloque crítico opositor, reclamante…. Nosotros hemos intentado una modificación al Fondo General de Participaciones; pero la solución final es la Convención Hacendaria que establezca un nuevo pacto, nuevas obligaciones y una distribución más equitativa de los recursos fiscales”.
 
Lo que nos queda claro, finalizó, es que, “o hay un acuerdo de todos: Ejecutivo, gobernadores y demás actores políticos para definir una nueva distribución de los recursos, o todo se quedará en ánimos, reclamos y amenazas; pero no saldremos de ahí”.

 
El diputado Ortega Martínez participó este día en la reunión de la Mesa Directiva de la Comisión de Hacienda y Crédito Público donde se comenzó la organización de sesiones de “Parlamento Abierto” previas a la constitución de la Financiera Nacional Agropecuaria (Finagro, que aglutina las funciones del Fideicomiso de Riesgo Compartido FIRCO; el Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural, FOCIR; y AGROASEMEX).
 
Dada la relevancia del tema, el legislador federal llamó a representantes de otros partidos a no escatimar los tres días propuestos por la presidencia de esta Comisión, luego de enfatizar que “el asunto no es menor si se considera que involucra a un importante sector de la población que es la gente que vive en el campo”.
 
“Hemos visto en la Cámara de Diputados su reclamo de que no están suficientemente escuchados, atendidos, y  convocar a un Foro para recibirlos y atenderlos de manera virtual en tres días, como está planteado por la Presidenta, me parece correcto. Si no hay suficiente respuesta, se puede acortar; pero -de entrada- reducirlo ‘porque ya está suficientemente discutido’ es quitar a un dirigente campesino, a una organización, a un grupo, la oportunidad de opinar”.

“Va a ser pesado, cansado; ¡a lo mejor! pero estamos obligados. Si al final sólo se registran cinco, pues en un día lo terminamos. Si se anotan 10 o 20, ya decidiremos si en dos días; pero es un acto de sensibilidad y apertura”, concluyó.