COMPARTIR

148 total views, 1 views today

  • Existe una línea política para no garantizar los derechos de las mujeres ni emprender acciones para mitigar el problema de los feminicidios ni violencia en todo el país
  • Lamentable el papel que las mujeres de la 4T están teniendo frente al tema de violencia de género, pues se hacen cómplices de la ceguera de un gobierno machista, sostiene dirigente nacional del PRD

La renuncia de Candelaria Ochoa a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) refleja la ausencia de estrategia de la 4T respecto al tema de violencia de género y la falta de un proyecto para atender, erradicar y sancionar la violencia hacia las mujeres que durante esta administración ha costado la vida a más de cinco mil 800 mujeres en el país, afirmó la dirigente nacional del PRD, Karen Quiroga Anguiano.

Lamentó que el paso de Candelaria Ochoa por la Conavim haya tenido nulos resultados debido a que la línea dictada por el Ejecutivo Federal en materia de erradicación de violencia sea la de “no ver y no oír”.

Confió que se aclaren los motivos por los que Candelaria Ochoa se separó del cargo, pues existen rumores de que fue debido a diferencias con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y la concepción de atender los problemas de género.

Recordó que con la titular de Conavim suman cuatro mujeres de alto nivel del gobierno de la 4T que abandonan la administración pública por no cumplir con las imposiciones del Gobierno Federal, antes renunciaron a sus cargos las titulares de la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la Comisión Especial de Atención a Víctimas (CEAV) y la subsecretaría de Salud.

Quiroga Anguiano recalcó que es lamentable el papel que las mujeres de la 4T están teniendo frente al tema de violencia de género, pues se hacen cómplices de la ceguera de un gobierno machista y misógino que no oye, ni ayuda, por el contrario, sólo busca recortar recursos para las instancias responsables de ayudar a las mujeres.

En ese sentido, lamentó que, en el discurso de ayer, para conmemorar los dos años de su triunfo electoral, el presidente no haya mencionado ni una palabra sobre el tema de violencia de género o feminicidios demostrando el desdén que tiene hacia las mujeres.

Recordó que este año han sido lamentables las declaraciones del presidente, hace unos días dijo: “la tradición en México es que las hijas son las que más cuidan a los padres”, pero antes ya había afirmado que “el 90% de las llamadas que se registran por violencia contra mujeres son falsas”.

En contraparte la titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, reconoció que el confinamiento evidencía la violencia de género como la segunda pandemia que hoy se vive en el país. Es decir, que el sello de este gobierno en temas de género es la contradicción, agregó.

La dirigente nacional del PRD criticó que la Conavim, cuyas funciones son coordinar los Centros de Justicia para las Mujeres, y la atención inmediata para la prevención y acceso a la justicia de las mujeres que viven violencia, asegurara que está cumpliendo con la visión del Gobierno Federal para atender a las mujeres víctimas y sus familias, cuando es claro que la 4T no tiene perspectiva de género.