COMPARTIR

43 total views, 2 views today

Hoy, lunes 14 de septiembre, tendré el honor de fungir como moderador del Primer Foro, organizado por el Consejo de Plumas Azules, grupo dentro del PAN al cual pertenezco, en donde participamos los panistas que escribimos en los medios de comunicación. Este Foro, es el primero de una serie que estamos organizando para celebrar el 81 Aniversario del la fundación del PAN, tendiendo como tema “el PAN Hoy”.

Este tema tiene como fin provocar la reflexión de los panistas y ciudadanos no afiliados al Partido sobre el significado histórico de nuestro instituto político, ante el actual gobierno que pretende crear un nuevo régimen en el país que tiende claramente a regresar al de un partido de Estado, bajo la tutela de un caudillo.

Por ello, es de gran significancia el provocar un amplia discusión en torno a la escuálida oposición existente a la actual administración del gobierno federal, y las opciones que hay para conectar al PAN con la gran inconformidad que existe, principalmente en la clase media del país, a las actuales políticas públicas promovidas por el presidente de la República.

De ahí surgen diversos cuestionamientos:
• ¿Qué se necesita para que las clases medias del país hagan una conexión efectiva con el PAN?
• ¿Qué mecanismos de comunicación faltan en el PAN para poder hacer un instrumento de acceso a puestos de elección popular a nuevos liderazgos que surjan de la clase media?
• ¿Se conocen los principios de doctrina del PAN para provocar una interacción con la clase media del país?
• ¿Qué mecanismos deben de generarse en el PAN para provocar a la clase media para la participación política organizada dentro del Partido?
• ¿Cuál debe de ser la postura del PAN ante las amenazas del gobierno federal de minimizar los controles de poder del Ejecutivo Federal?
• ¿Cuáles deben de ser los perfiles ciudadanos que el PAN promueva para los venideros puestos de elección popular?
• ¿Debe el PAN hacer coaliciones con otros partidos de oposición con los que tradicionalmente ha tenido severas divergencias con sus principios políticos o con su conducción política?
• ¿Se deben hacer acuerdos de cooperación con los otros partidos de oposición a Morena y a sus aliados en lugar de coaliciones?

Debemos de hacernos estos cuestionamientos y muchos más respecto del PAN y el reto histórico que tiene. Lo que no debemos permitir jamás es echar por la borda la oportunidad de utilizar a este partido para rehacer la oposición en México. Empezar de cero es fútil, más ahora, ante la avasalladora fuerza política que tiene el gobierno federal.

Pero yo planteo esta observación. Si el PAN en el Siglo XX pudo vencer la maquinaria perfectamente aceitada y estructurada del PRI de dicho siglo, ahora que tenemos una innumerable cantidad de libertades e instituciones inexistentes en ese Siglo, para contrarrestar a un gobierno autoritario en ciernes, apoyado por un partido desorganizado, sin disciplina, con innumerables conflictos internos, con un INAI que otorga grandes niveles de transparencia en el hacer gubernamental, con un INE que administra y arbitra las elecciones a nivel nacional con grandes controles internos y estructurales, y una Suprema Corte de Justicia y Tribunal Electoral, que actúan auténticamente como contrapeso a los abusos de las fuerzas políticas que pretenden apartarse del Estado de Derecho, con medios de comunicación inmensamente más libres que los existentes medios controlados por un monopolio del papel en manos del gobierno y las concesiones cerradas en los medios de difusión en el espectro radioeléctrico, ahora más que nunca, tenemos la oportunidad de parar en seco un intento de autoritarismo.

Pero para ello, es necesario hacer acciones inteligentes y conscientes liberándonos de preconcepciones y prejuicios, para unir al PAN con la sociedad, debiendo el Partido regresar al espíritu de generosidad que tuvo en el Siglo XX y la ciudadanía no organizada a utilizar a este instrumento ciudadano cuyo diseño hecho por sus fundadores fue el de otorgar los espacios de libertad ciudadana a los mexicanos.