COMPARTIR

38 total views, 2 views today

Frente a la grave crisis que se vive en México desde hace varias décadas, misma que se ha incrementado en los últimos años de forma alarmante y que cobra la vida de 11 mujeres en promedio diariamente, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhorta al Estado Mexicano a cumplir con su obligación de garantizar una vida libre de violencia a mujeres y niñas en todo el país.

En este contexto el día de hoy iniciamos formalmente el desahogo del pliego petitorio del “Frente Nacional: Ni una Menos” y “Colectivo “Aequus, Promoción y Defensa de Derechos”, a quienes se les reconoce su lucha y sus peticiones como legítimas y atendibles.

Del mismo modo se expuso la voluntad de la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, de contribuir de manera comprometida a buscar solución a todas las demandas de las víctimas y las colectivas. Reiterándose que no existe medida alguna por parte de esta Comisión que implique represalias o la procedencia de denuncias y/o querellas de cualquier índole porque asumimos que se trata de una expresión de protesta social de la que todas y todos debemos aprender y extraer lecciones positivas.

En los próximos días se va a trabajar conjuntamente con ellos, para dar cumplimiento al pliego petitorio, sin reserva de ninguna especie por parte de la Comisión.

Reiteramos que compartimos las demandas de las víctimas y las colectivas, reconocemos el trabajo desarrollado, incluso con riesgo de su vida, por Yesenia Zamudio y el abogado Víctor Caballero. Condenamos enérgicamente la criminalización de estos esfuerzos y nunca seremos partícipes de afanes divisionistas o que vulneren la lucha social.

Existe una deuda enorme, de años, con las víctimas. La CNDH esta lista para hacer su parte y coadyuvar a soluciones a la altura de los reclamos.

Hacemos un llamado a los partidos, sea quienes sean, para que saquen las manos de este conflicto. Los derechos humanos son de todas y todos.

Mantenemos nuestra voluntad de diálogo con todas y todos. Porque hoy y siempre, *PRIMERO LAS VÍCTIMAS.