COMPARTIR

41 total views, 3 views today

• Elecciones de noviembre 2020 en ese país y aquí en 2021, son un escenario para que las y los migrantes muestren su relevancia en la votación y exijan participación política activa

Legisladoras y legisladores de México y Estados Unidos coincidieron en la importancia de contar con una comunidad migrante participativa en procesos electorales de ambos países, al tener doble responsabilidad democrática, en la cual su voto será fundamental.

En un comunicado, se destacó que en la inauguración del foro “Voto Binacional, México-Estados Unidos”, la diputada Pilar Lozano Mac Donald (MC), lamentó que hasta ahora la participación migrante se limite a la agenda política del gobierno en turno, y no sea vista como un derecho.

“Debemos impulsar la figura del diputado migrante, para que todas las fuerzas políticas lleven una fuerza al Congreso de la Unión. No debe ser una voluntad, debe ser una obligatoriedad “.

Agregó que no sólo el “desdén de esta administración se refleja en el nulo margen de participación de las y los migrantes. También, en la falta y recorte de apoyos, como el Programa 3×1 y la reducción del presupuesto a los consulados en Estados Unidos”.

“Las remesas no deben de ser lo único por lo que se reconozca a los migrantes, es algo que los presidentes presumen, pero sin ofrecer algún apoyo. Son muy lamentables todos los recortes y ahora viene otro para la Cancillería y le pegará muy fuerte a los consulados”.

En su turno, la senadora Beatriz Paredes Rangel (PRI), recordó que para incrementar la participación de las y los connacionales, se ha propuesto una circunscripción migrante, y adicionalmente, los partidos tendrían que dejar en claro en sus plataformas el compromiso con los connacionales para hacerlo realidad. Sin embargo, lamentó que hasta ahora no se haya puesto en la agenda este tema.

El congresista demócrata de Estados Unidos, Henry Cuellar, destacó que actualmente 60% de los residentes en Texas son hispanos, lo que debe llamar a priorizar su participación, ya que “es evidente su presencia en estados históricamente republicanos, y ahora tienen la oportunidad de cambiar la configuración política, pero que, ante la falta de instrumentos, su incidencia política no ha sido efectiva”.

Puntualizó que más allá de las elecciones en los dos países, y los cambios políticos que ello implica, lo importante desde ambos Congresos es fortalecer la participación económica, y ejemplificó que cada minuto se transfiere un millón de dólares entre las dos naciones.

En su turno, Rafael Fernández de Castro, director del Centro de Estudios México Estados, expuso que hasta ahora 60 millones de los 320 millones de estadounidenses son latinos, sin embargo, durante 14 años el tema migratorio no ha tenido ningún avance para esta comunidad, por eso han sido tratados como una minoría.

Al analizar el efecto del voto mexicano en ambas naciones, resaltó que su participación será importante, ya que ambos países tienen actualmente un modelo de gobierno que preocupa. En el caso de México, invitó a las y los connacionales a participar en el proceso 2021 para modificar la actual configuración de gobierno en el Congreso de la Unión.

El fundador de Fuerza Migrante, Jaime Lucero, como líder migrante, exhortó a los congresistas de ambos países, impulsar la colaboración de la comunidad migrante en las decisiones políticas, ya que no solamente se encuentran aislados, tampoco cuentan con una representación en los dos países para sentirse identificados.

“Debemos estar juntos para poder impulsar esto, nuestra comunidad ha sufrido mucho y no tenemos una representación en EU, ni en México. Hay que actuar juntos, empresarios, migrantes, gobierno, congresistas. Todavía falta mucho qué hacer, pero nosotros tenemos confianza que los cambios se van a llevar a cabo”.

Vicente Ortiz, empresario migrante, lamentó que hasta ahora el gobierno destaque la participación de 90 mil votos desde Estados Unidos, cuando en realidad existen muchos problemas para votar, que siguen sin resolverse para facilitar la participación, principalmente que, en los consulados no tienen la capacidad para recibir a las y los mexicanos que se acercan para realizar su trámite.

Dijo que en lugar de que el gobierno de México agradezca las remesas de la comunidad migrante, debiera brindar atención como anteriormente la ofrecía.

Los legisladores y legisladoras de MC coincidieron con las y los ponentes, en que la participación política migrante no debe de ser un “capricho” político, sino una voluntad en la que las distintas fuerzas sumen para tener una representación auténtica de las y los connacionales.

“Desafortunadamente, México no lo ha establecido como una obligatoriedad, pero desde Movimiento Ciudadano se ha impulsado esta participación, ya que actualmente los consulados y los procesos de integración de este sector son complejos y limitan su incidencia en el país”, dijeron.

El dirigente nacional de MC, Clemente Castañeda Hoeflich, señaló que para contar con un voto connacional activo, es indispensable repensar su papel y ampliar su participación política en los dos países.

Explicó que previo a las elecciones 2021, tan sólo en dos entidades las y los migrantes podrán participar por una diputación federal: Jalisco y Ciudad de México.