COMPARTIR

92 total views, 3 views today

Faltan acciones concretas en el combate a la corrupción, la mayor parte de lo presupuestado se utiliza en pago de salarios.

Debemos poner mayor atención al gasto que realicen las instituciones, con la premisa de someter a los diferentes actores a la rendición de cuentas, así como a la fiscalización.

La Diputada Federal Mónica Almeida, señaló que dependencias del Gobierno Federal son incongruentes, ya que a pesar de que todos los días aseguran que combaten la corrupción, lo cierto es que ellos se han convertido en uno de principales promotores de la corrupción, esto a través acciones como la entrega de contratos por adjudicación directa para los mega proyectos presidenciales.

Asimismo considera necesario, que los recursos destinados en el presupuesto para combatir la corrupción sean usados para desarrollar acciones concretas y lograr dicho fin, por lo tanto se tiene que evitar el trato preferencial a personas que integran el círculo cercano del Ejecutivo Federal.

“Se debe pasar del discurso del combate a la corrupción, a las acciones concretas, es necesario que los recursos económicos asignados por las instituciones que conforman la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción, se destinen verdaderamente en acciones de combate y prevención de este tipo de conductas, y no solo al pago de salarios”, comentó.

Explicó que si bien en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, se estableció el Anexo Transversal Anticorrupción, en la revisión de los mismos se puede apreciar que el gasto destinado al tema anticorrupción en los que participan varias dependencias, no todo el presupuesto de las siete instituciones del SNA se destina a acciones al combate a la corrupción, y no todos los recursos que buscan enfrentar a la corrupción son ejercidos por estas instituciones.

Con el Anexo Transversal Anticorrupción, se destinará para el año 2021, una bolsa de recursos del orden de 3.3 mil mdp, lo que equivale al 4.6% de la bolsa de recursos del presupuesto total de las siete instituciones del SNA que ronda los 71.9 mdp. Sin embargo, cabe hacer mención que la Auditoría Superior de la Federación no integra recursos, lo cual es contrario a la metodología propuesta por la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción.

“Los recursos asignados por parte de la mayoría en la Cámara de Diputados, distan mucho del discurso del combate a la corrupción, por lo cual debemos tener mayor atención al gasto que realicen las instituciones, con la premisa de someter a los diferentes actores a la rendición de cuentas, así como a la fiscalización”,agregó.

El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), fue creado con la finalidad de establecer principios, bases generales, políticas públicas y procedimientos para la coordinación entre autoridades de todos los órdenes de gobierno. De esta forma se estableció una Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción, que se conforma por: Instituto Nacional de Transparencia (INAI), la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TJFA), la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (FECC) y el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).