24,126 total views, 26 views today

Rafael Cardona

Columna

Los opositores y la familia

elcristalazo.com Ignoro si Pío es el más querido de los hermanos del Señor Presidente. A lo mejor. Lo único públicamente visibles la cercanía de aquel bajo la frondosa sombra de esa ceiba familiar llamada Andrés Manuel. Tampoco sé si resulta un hermano incómodo, ni...

La ignorancia en el poder

elcristalazo.com Mis queridos amigos, el matrimonio de Doña Gal y Don Matías (Galimatías, se les conoce), han regresado de su encierro motivado por el coronavirus, en la clínica internacional Berghof, donde además de cuidar sus pulmones, aprendieron a jugar...

Un país eternamente dependiente

elcristalazo.com Como residuo de los 300 años coloniales, atados por los hilos invisible de la dependencia, de la incapacidad para atender nuestros propios asuntos, tal como cuando la ley se procuraba con la obra de veedores y oidores venidos de la metrópoli, hoy los...

La perversidad de los medios

elcristalazo.com Una y otra vez el Señor Presidente se compara con Francisco Ignacio Madero, a quien todos conocemos como el “Apóstol de yla democracia”. Si Don Panchito fue el apóstol, ¿quién habrá sido el Cristo de la democracia? Quien sabe, a lo mejor no hubo...

Cuando regrese el penacho

elcristalazo.com Hace muchos años visité el Museo Etnográfico de Viena y mi dolido corazón, o quizá la mitad tenochca de mi alma mexicana, sintió una profunda tristeza: el Penacho de Moctezuma, el más célebre de todos los tocados del mundo, superior a cualquier corona...

El desmesurado ridículo

Esperemos un tiempo prudente. Dejemos a las aguas tomar su asiento, su nivel, su normalidad si fuera posible y cuando esto tenga menos importancia en el anecdotario de la ridículo desmesura de estos días y su presuntuosa cuanto fallida convocatoria a la Cuarta...

Morena, el bronce fugitivo y Sonora

elcristalazo.com Si las cosas no fueran tan humorísticas, involuntariamente jocosas, uno podría carcajearse del “presidente legítimo” de Morena, Porfirio Muñoz Ledo, quien como Guadalupe Victoria (cuando aún era José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix) ha gritado...