COMPARTIR

 100 total views,  4 views today

• Presentarán las denuncias correspondientes y piden el apoyo del gobernador Omar Fayad y del comandante general de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, para aumentar la vigilancia de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional.

• Reiteraron que los trabajos en la planta no se detienen por lo que seguirán cumpliendo con las metas de producción_.

El grupo mayoritario de socios cooperativistas de La Cruz Azul, administradores legales y legítimos de la planta de Tula de Allende, Hidalgo, denunciaron un atentado en contra de las instalaciones de la planta que afectó la banda alimentadora de piedra caliza, las bases que la sostienen, así como el sistema suministro eléctrico. De acuerdo con diversos testimonios, desconocidos, quienes dejaron bidones vacíos cerca de la zona del atentado, rociaron gasolina, lo que generó un fuerte incendio, además de que los propios trabajadores de la planta y residentes de colonias contiguas reportaron haber escuchado fuertes estruendos que sonaban como explosiones. Estos hechos fueron verificados por algunos integrantes del Cuerpo de Bomberos de Tula de Allende, quienes, en una revisión preliminar, atestiguaron que el fuego había sido iniciado con algún tipo de combustible y que las bases de la banda alimentadora tenían indicios de haber sido vulneradas por algún tipo de explosivo.

Los socios cooperativistas anunciaron que presentaran las denuncias correspondientes ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, manifestaron confianza en las investigaciones de esa instancia y solicitaron los apoyos del gobernador, Lic. Omar Fayad Meneses, y del general Luis Rodríguez Bucio, Comandante General de la Guardia Nacional, para que la Policía Estatal y la propia Guardia Nacional aumenten la vigilancia en el entorno de las instalaciones de la planta para inhibir cualquier otro intento de agresión, hasta en tanto se deslinden las responsabilidades correspondientes.

En este contexto, destacaron que es un hecho público que José Antonio Marín y Víctor Velázquez han buscado de manera permanente apoderarse de la administración de la planta de Tula de Allende con el único fin de ampliar el saqueo que han realizado de manera sistemática de las otras instalaciones de La Cooperativa y para perjudicar su capacidad productiva y afectar el patrimonio de las familias que dependen de su funcionamiento, por lo que todo apunta a que ellos son los responsables.

Finalmente, el grupo mayoritario de socios cooperativistas de La Cruz Azul reiteró que los trabajos en la planta no se detienen por lo que el cumplimiento de las metas de producción está garantizado. Por otro lado, señalaron que hacen responsables de cualquier daño que pudieran sufrir socios, trabajadores, familiares e instalaciones de la planta de Tula de Allende, a José Antonio Marín y Víctor Velázquez, quienes, destacaron, ostentan de manera ilegal cargos directivos dentro de La Cooperativa.