COMPARTIR

 98 total views,  2 views today

Al comparecer ante la Cámara de Diputados, Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) defendió la estrategia de seguridad que ha implementado el gobierno del presidente López Obrador y afirmó que está sustentada en hechos.

Durante su intervención, destacó que el sello de la 4 Transformación en materia de seguridad se centra en atender las causas estructurales de la violencia, y con acciones como la estrategia de “abrazos y no balazos” garantizar la reconstrucción de la paz en el país.

La funcionaria federal, dijo que, a tres años de gobierno, la estrategia de seguridad se consolida por el trabajo constante y comprometido del presidente López Obrador como del gabinete de seguridad, y precisamente por deber que tienen con el pueblo y su combate a la impunidad, corrupción como del crimen organizado afirmó que jamás quienes integran el Gobierno no tendrán “pactos abomínales con el crimen organizado”, y sentenció.

En el salón Verde, afirmó que los resultados en materia de seguridad están a la vista, por lo que «no son promesas, son hechos», y esto se debe a la manera diferente de gobernar.

Aseguró que no caerán en el “imperdonable error” de usar a las fuerzas armadas contra la población o culpar a los civiles por ser víctimas colaterales, gracias a los cual no existen más decesos de personas inocentes.

Rodríguez destacó que a tan sólo dos años de su creación, la Guardia Nacional es la institución de seguridad más grande en la historia de México, la cual goza de una confianza por parte de la población de 77.7 por ciento, de acuerdo con datos del Inegi.

A lo anterior se suma el trabajo de la Marina y Sedena, que junto con la Guardia Nacional han detenido, en tres años a dos mil 553 criminales relacionados con la delincuencia organizada.

En este tenor, la Unidad de Inteligencia Financiera bloqueó 44 mil 603 cuentas bancarias vinculadas con el crimen organizado, y aseguró 13 mil 638 millones de pesos, porque a la delincuencia no sólo se le enfrenta con operativos, sino donde más le duele, “en la cartera”, señaló.

A nombre de la bancada del PRI, la diputada federal, María de Jesús Aguirre, le pidió dejar de lado los colores e ideologías, “y trabajar por todos los mexicanos para construir una estrategia conjunta” en materia de seguridad para los ciudadanos de este país.

El diputado del PRD, Francisco Javier Huacus Esquivel, criticó la estrategia de ‘Abrazos, no balazos’ al no contemplar acciones reactivas o punitivas, “Estamos ante un grave problema donde la sociedad se encuentra agraviada y sometida a la voluntad de la criminalidad”.

Por la bancada naranja, Ivonne Ortega señaló «una nación militarizada no es una nación segura. Así lo hemos visto durante años con estrategias de seguridad fallidas».