COMPARTIR

 70 total views,  2 views today

• Si un país depende de otro en la producción de alimentos, no es soberano, señala el senador al presentar su libro “Otro Campo es Posible”, en Tepatitlán, Jalisco

El coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, adelantó que dialogará con los productores agrícolas de todo el país para impulsar una cruzada a favor del campo, pues es uno de los principales detonadores de desarrollo económico.

Monreal dijo que el Estado mexicano debe destinar más recursos para construcción de presas e infraestructura hidráulica, así como facilitar el acceso a créditos baratos, impulsar la organización de productores y garantizar seguridad social, seguridad jurídica y seguridad pública en el medio rural.

Éstos son los elementos que requerimos para producir con tranquilidad y en abundancia, así como para resolver el problema de la autosuficiencia alimentaria, afirmó el senador en la presentación de su libro “Otro campo es posible”, que se llevó a cabo en Tepatitlán de Morelos, Jalisco.

Para que México salga adelante se necesita que se apoye al campo, porque “si no volteamos” hacia este sector “vamos a batallar más”, porque aquí es donde se producen los alimentos que consumimos y “es el único detonador de desarrollo económico y social”.

Ricardo Monreal reiteró que para que el campo mexicano produzca, requiere de seguridad jurídica, para que los dueños de la tierra se sientan seguros de su patrimonio.

Así como seguridad social para los trabajadores de la industria de agroexportación y agroalimentos, a fin de que cuenten con seguro social y puedan gozar de una pensión digna cuando hayan trabajado los años que la ley señala.

Pero también se necesita seguridad pública, para que nadie, en el medio rural, se sienta amenazado, para que los delincuentes no puedan perturbar o afectar a los productores.

“Son tres grandes seguridades que el Estado Mexicano tiene la obligación de ofrecer a los productores”.

Monreal Ávila recordó que recientemente, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un acuerdo para frenar la carestía y la inflación, documento en el que se le da un peso específico al campo mexicano.

Se trata, destacó, de que con este acuerdo se impulse la producción de maíz, frijol y arroz, con respaldo y apoyo institucional, con semillas, fertilizantes y apoyo para herramientas de labranza.

“Ya se sabe que mientras respalden al sector agropecuario podemos lograr la soberanía alimentaria, pero si se abandona al campo vamos a comprar más alimentos en el exterior y a depender más del extranjero en nuestra vida cotidiana, hasta para poder satisfacer nuestras necesidades de comida y de autoconsumo”.

Nuestro país, agregó, necesita mejorar la producción de maíz, elevar la productividad, porque actualmente somos deficitarios en estos indicadores. Este año, explicó, vamos a importar de Estados Unidos cerca de 17 millones de toneladas de maíz amarillo.

Si un país depende de otro en la producción de alimentos, advirtió, éste “no es soberano, simple y sencillamente”.

“Por eso es que el campo mexicano requiere respaldo y apoyo del gobierno. Tenemos que ser muy claros, en todo el mundo, en las economías agrícolas avanzadas, el gobierno subsidia, respalda y apoya a los productores para poder lograr mayor productividad y alcanzar la soberanía alimentaria”.