COMPARTIR

 50 total views,  2 views today

Veintisiete personas murieron el domingo en un accidente de autobús en el suroeste de China cuando se dirigían a un centro de cuarentena contra el covid, anunciaron las autoridades locales.

El vehículo, en el que viajaban 47 personas, «volcó sobre su costado», dijo la policía. Los 20 supervivientes estaban siendo tratados de sus heridas.

El accidente, el más mortífero de carretera en China en lo que va de año, se produjo en una carretera de la provincia pobre, rural y montañosa de Guizhou, donde viven varias minorías étnicas.

El gobierno provincial confirmó, pocas horas después del accidente, que el autobús conducía a los pasajeros «hacia el lugar donde iban a ser puestos en cuarentena», aludiendo a «la epidemia» de covid-19.

Lo que no precisó es si las personas estaban enfermas, eran casos contacto o, simplemente, habitantes de un edificio donde se hubiera registrado un caso del virus, ya que en virtud de la estricta política «cero covid» de China, esa circunstancia es suficiente para ser aislado.

Guizhou se está viendo afectada por un nuevo brote de coronavirus y ha registrado más de 900 nuevas infecciones sólo en los dos últimos días.

Su capital provincial, Guiyang, con seis millones de habitantes, fue cerrada a principios de septiembre y puesta en confinamiento.

Unas fotos no verificadas que han circulado ampliamente por las redes sociales el domingo mostraban un autobús de pasajeros de color dorado, con la parte superior completamente abollada, siendo remolcado por un camión.

Otra foto que se volvió viral parece mostrar el autobús en marcha durante la noche, con el conductor y los pasajeros vestidos con trajes protectores.

– Quejas contra la política «covid cero» –

En las redes sociales se lamentaba a los muertos, al tiempo que se manifestaba el descontento contra la política de «cero covid», por la que, en ocasiones, habitantes de grupos enteros de edificios son transportados, a menudo de noche, a lugares de cuarentena que pueden estar varios cientos de kilómetros de distancia de su residencia.

«Lo que sentimos acerca de esto no se puede expresar simplemente encendiendo una vela y diciendo ‘descanse en paz’», comentó en Weibo -el Twitter chino- un usuario cuyo comentario recibió 15.000 «me gusta» en poco tiempo.

«Todos estamos en este autobús oscuro y aterrador»», expresaba otro usuario, en una respuesta igualmente aplaudida.

Durante el confinamiento de la megalópolis de Shanghái durante dos meses en primavera, muchos habitantes de ciudades afectadas por casos de covid fueron transportados a la fuerza, en autobuses en medio de la noche, a instalaciones sumarias ubicadas en otras provincias para ser allí puestos en cuarentena -pese a haber dado negativo para el virus.

En un comunicado en el que expresó sus condolencias, el gobierno concedió que es necesario «extraer lecciones de este accidente, examinar las condiciones de cuarentena y transporte de los afectados por la epidemia, así como los problemas de seguridad vial»

Texto: PERIÓDICO 24 HORAS